• 1 / 16

    Dodge Charger Tantrum // Fast 9

    Dom Toretto es un apasionado de los coches americanos y en la última película de la franquicia se puso a los mandos de un Charger Tantrum de 1970 preparado.

  • 2 / 16

    Dodge Charger // Fast 9

    Otro coche del garaje de Toretto, en esta ocasión un modelo preparado por Speedkore y equipado con un motor 6.2 V8 Hellcat de 716 CV de potencia.

  • 3 / 16

    Pontiac Fiero // Fast 9

    Uno de los coches más peculiares de toda la saga, un Fiero equipado con un motor a reacción que en la película llega a salir al espacio.

  • 4 / 16

    Toyota Supra // Fast & Furious

    El Supra de 1994 que condujo Paul Walker en la primera entrega, con un característico exterior en color naranja, llantas de cinco radios y alerón de aluminio, y un vistoso vinilo en el lateral.

  • 5 / 16

    Volkswagen Jetta // Fast & Furious

    Uno de los vehículos de la película original, en esta ocasión perteneciente al personaje de Jesse, mecánico e informático de la banda de Dominic Toretto.

  • 6 / 16

    Mitsubishi Lancer Evo // 2 Fast 2 Furious

    La segunda entrega supuso un cambio de aire sin Vin diesel, pero con Walker todavía como protagonista y corriendo (entre otros) con un llamativo Lancer Evolution VII de color amarillo.

  • 7 / 16

    Nissan 350Z // Fast & Furious: Tokyo Drift

    En la tercera película aparecen un par de 350Z, pero éste es el que pertenece al principal antagonista, Takashi, también conocido como DK (Drift King).

  • 8 / 16

    Mazda RX-7 // Fast & Furious: Tokyo Drift

    El coche del malogrado Han, un RX-7 ensanchado y con una reconocible combinación de colores negro y naranja que más adelante se ha replicado en otros coches de la saga.

  • 9 / 16

    Nissan Skyline GT-R // Fast & Furious 4

    El personaje de Walker, Brian O’Connor, siempre estuvo relacionado con los coches japoneses y este no fue el primer Skyline que pasó por sus manos durante la saga.

  • 10 / 16

    Nissan 370Z // Fast Five

    Este 370Z perteneció en realidad a Paul Walker, para luego aparecer en Fast Five, con Gal Gadot a los mandos y una imagen ligeramente diferente: llantas negras, capó de carbono y sin alerón.

  • 11 / 16

    Plymouth Barracuda // Fast Five

    En una secuencia previa a la aparición del 370Z, simplemente aparcado apareció este espectacular Plymouth Barracuda, que destaca por llevar el motor por fuera del capó.

  • 12 / 16

    Chevrolet Corvette Grand Sport // Fast Five

    Este Corvette fue el protagonista de una de las escenas de acción más llamativas de la quinta entrega, una persecución en tren que acabó con el deportivo despeñado por un acantilado y tanto Toretto como O’Connor saltando al agua.

  • 13 / 16

    Ford GT40 // Fast Five

    En la escena del tren, en la que los protagonistas tienen que robar varios vehículos del mismo, aparece este Ford GT, el cual se encarga de conducir Mía Toretto.

  • 14 / 16

    Ford Escort RS1600 // Fast & Furious 6

    En la espiral de acción en la que ha caído la saga, en la sexta película se incluyó una persecución con un tanque en la que participaba este Ford Escort RS1600. Se grabó en las Islas Canarias.

  • 15 / 16

    Lykan Hypersport // Fast & Furious 7

    El hiperdeportivo apareció en la séptima película protagonizando una de las escenas más espectaculares de la franquicia (hasta aquella fecha): un salto entre las torres de Dubái.

  • 16 / 16

    Dodge Charger // The Fate of The Furious

    Uno de los Charger más espectaculares de toda la saga, considerablemente ensanchado y con refuerzos por toda la carrocería, con los remaches a la vista. Es uno de los coches que participan en la escena sobre el lago helado.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no