Motos

BMW C 400 X, el escúter para conquistar la ciudad

La marca lanza un modelo de tamaño medio, con una electrónica a la última, un novedoso sistema de conectividad inédito en su segmento y un diseño atrevido.

BMW C 400 X

El escúter alemán ofrece un muy buen reprís. / BMW

Ya está aquí el esperado BMW C 400 X, un escúter polivalente, pensado para aquellos usuarios que se mueven por la ciudad pero que también necesitan hacer desplazamientos interurbanos con comodidad y buenas prestaciones. Cuesta 6.850 euros más un plus de 600 euros si se desea con el Connected Ride, una de sus grandes novedades.

Con este sistema de conectividad incorpora un cuadro de instrumentos multifunción con pantalla TFT de 6,5 pulgadas y un mando multicontrol en el puño izquierdo para navegar por las numerosas opciones disponibles: se puede conectar con el smartphone mediante una app y acceder a musica, comunicación, navegador, etc…

Técnicamente el BMW C 400 X se encuentra a la última, pero sin aportar nada revolucionario. Incorpora un motor monocilíndrico totalmente nuevo refrigerado por aire, con un solo árbol de levas en cabeza (SOHC), cuatro válvulas y un ajustado sistema de inyección de combustible para la admisión. Con todo ello, cubica 350cc y rinde 34 CV a 7.500 rpm. La lubricación es por cárter seco con bomba de aceite y la transmisión automática lleva el habitual sistema CTV (Transmisión Variable Continua) y embrague centrífugo.

Para aumentar la seguridad, incorpora el sistema de control de tracción electrónico (ASC) que evita el patinamiento de la rueda trasera en aceleraciones fuertes, especialmente cuando las condiciones de agarre no son buenas.

BMW C 400 X

 

La parte ciclista no se sale de la norma. El bastidor es de tubo de acero con basculante de aluminio unido por medio de silentblocks para filtrar vibraciones y aumentar la comodidad del vehículo. Además, lleva horquilla telescópica delantera y dos amortiguadores en la parte trasera para la amortiguación, así como un doble disco delantero de 270 mm y otro trasero de 265 mm con sistema ABS Motorrad para detener el BMW C400 X con seguridad.

En cuanto a su diseño, la marca alemana lo describe como funcional, moderno y atractivo y se puede estar de acuerdo. Además se identifica al primer golpe de vista como un miembro de la familia BMW. Su característica dominante es su frontal, con iluminación full LED y una brillante luz diurna con la forma característica de la marca. La pantalla del parabrisas no es muy grande ni se puede regular, pero está muy bien estudiada para ofrecer una buena protección.

BMW C 400 X

La moto de pruebas está equipada con el Connected Ride y con el paquete confort, que incluye puños y asiento calefactables, muy de agradecer en invierno. Cabe resaltar igualmente que el BMW C400 X cuenta de serie con el sistema Flexcase debajo del asiento, que permite guardar un casco integral y otro Jet cuando la moto está parada y transportar solo el Jet con la moto en marcha. Además, lleva dos pequeñas guanteras integradas tras el escudo con toma de corriente USB.

El nuevo BMW C 400 X ya está disponible en dos colores y acabados diferentes, el Azul Zenit metalizado con asiento gris y negro y el Blanco Alpino con asiento en rojo y negro.

A sus mandos

El asiento se encuentra a 775 mm del suelo, una altura comedida para conductores de talla media. Todos los mandos quedan perfectamente situados, el mullido es amplio, confortable y las piernas van poco flexionadas. El motor funciona redondo, con mucha suavidad, sube muy bien de vueltas y proporciona aceleraciones enérgicas.

La marca ha buscado un buen reprís y excelentes recuperaciones, más que una velocidad punta elevada. No obstante, el fabricante declara una velocidad máxima de 139 km/h que probablemente pueda incluso superar. En conjunto el comportamiento dinámico es muy correcto. La moto es precisa en sus trayectorias y las suspensiones cumplen perfectamente su cometido, y además frena bien.

BMW C 400 X

En cuanto al Connected Ride, incluye un sistema de navegación por flechas junto con una escala que indica la distancia que falta para girar de una forma muy clara y precisa. Además, el escúter se puede complementar con un casco BMW Sistem 7 y sus correspondientes auriculares de comunicación para recibir información hablada (900 euros).


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no