Motos

La mejor Harley-Davidson para dejarla a tu gusto

La marca lanza la Softail Standar con un equipamiento esencial y a precio contenido para que cada usuario la adapte a sus preferencias.

Harley

La nueva Softail Standar ofrece muchas posibilidades de preparación. / HD

Hay quien asegura que no existen dos Harley-Davidson idénticas. Y es muy probable que sea cierto, aunque las diferencias oscilen entre pequeños matices y profundas transformaciones. Los propietarios de las legendarias motos de Milwaukee gustan de su personalización en base a su estilo propio, una tendencia que encuentra su auténtico lienzo en blanco con el lanzamiento de la inédita Softail Estándar.

Partiendo del chasis ya conocido con la amortiguación posterior camuflada, Harley propone a los interesados en las adaptaciones una moto de precio ajustado (14.500 euros) y con un equipamiento esencial que facilite la sustitución o incorporación de piezas adaptadas a cada preferencia. La base es una Softail que recurre a la clásica combinación de negro y cromados, con un depósito de 13,2 litros, asiento monoplaza, el guardabarros trasero recortado y una tapa de filtro de aire circular, que deja muy a la vista su imponente motor bicilíndrico.

Se trata del V-Twin Milwaukee-Eight con un cubicaje de 107 pulgadas cúbicas (1.746 centímetros cúbicos), con culatas de cuatro válvulas y alimentación por inyección electrónica. El sistema de escape se confía a dos tubos independientes que suponen otro de los atractivos estéticos indiscutibles de esta nueva Softail Standar.

Al bastidor de acero se ancla una horquilla delantera de doble válvula, mientras que en el eje trasero se escamotea bajo el sillín un único amortiguador regulable fácilmente en precarga. Las llantas son ambas de radios en dimensiones de 19 pulgadas delante y 16 detrás, montándose en ambos ejes los ya inevitables frenos de disco, simples en ambos casos y con el obligatorio sistema antibloqueo ABS.

Harley

Dinámicamente se trata de una moto ágil y divertida.

Con la sencillez de su planteamiento y la ausencia de componentes superfluos, además un coste ajustado al máximo para lo que ofrece, la nueva Harley-Davidson Softail Standar pretende ser un punto de partida ideal para realizar transformaciones de todo tipo, tanto estéticas como prestacionales, sin olvidar las simplemente personales que busquen un estilo diferenciador en todos los sentidos.

 

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no