Opinión

‘La gran revolución de la automoción española’, por Reyes Maroto

El sector debe salir de esta pandemia más fuerte, más resiliente y más sostenible, señala la ministra de Industria, Turismo y Comercio.

‘La gran revolución de la automoción española’, por Reyes Maroto

Nos ha tocado vivir un momento complejo, con nuestro país enfrentado a una crisis sanitaria que llega en plena transformación del sector del automóvil mientras afronta además una doble transición digital y ecológica. Y creo que no me excedo si digo que la industria se encuentra en una auténtica revolución, porque un modelo 100% eléctrico altera la esencia de toda la cadena de actividad.

La pregunta que surge en este contexto de incertidumbre es si estamos preparados para abordar con éxito esta revolución. En mi opinión el sector lo está y las administraciones publicas debemos facilitar que esa revolución se lleve a cabo, porque permitiría garantizar el futuro de la automoción española.

El barómetro Auto Mobility Trends da algunas respuestas que nos permiten ser optimistas, ya que el 58% de las empresas del automóvil prevén aumentar en 2020 sus inversiones en nueva movilidad, y el 78% señala la electrificación como primera prioridad.

Para afrontar esta revolución en la automoción debemos ser ambiciosos. Y el marco para desarrollar nuevos proyectos y escalar los actuales es el Plan de Reactivación, Transformación y Resiliencia, que definirá el horizonte de España para la próxima década y nos permitirá abordar la modernización del modelo productivo. El Plan recoge objetivos muy ambiciosos en movilidad eléctrica, que pasaría de los 78.400 vehículos eléctricos actuales a 250.000 en 2023 y de 7.879 puntos de recarga a 100.000.

Para alcanzarlos, desde el Gobierno vamos a poner en marcha un Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. Incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, y el refuerzo de transporte público y la modernización de su parque con vehículos limpios.

No quiero dejar de mencionar la apuesta de este Gobierno por la innovación y desarrollo tecnológico en áreas clave como las baterías para automoción. Queremos que España lidere una industria puntera en todo el proceso productivo, desde la extracción de la materia prima, el litio, hasta la fabricación de las celdas y el ensamblaje de baterías en coches eléctricos. Para conseguirlo vamos a trabajar con otros países de la UE en crear un polo industrial europeo de fabricación de este componente esencial en la movilidad sostenible.

Junto a la electrificación del parque de vehículos, también haremos una apuesta por el hidrógeno verde a través de la Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable, y estableceremos unos ambiciosos objetivos para el país en 2030, cuya consecución asegurará su plena introducción en la movilidad sostenible y el posicionamiento industrial y tecnológico de nuestra economía en el contexto comunitario.

Si sumamos todas estas iniciativas, la resultante es un Proyecto País en el que queremos contar con todos, administraciones, empresas y agentes sociales. Solo unidos podremos abordar con éxito esta revolución en el sector de la automoción. Nuestro país tiene las capacidades y la automoción debe salir de esta pandemia más fuerte, más resiliente y más sostenible.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no