Pruebas

Comparativa: ¿qué SUV ‘premium’ compacto es el mejor?

BMW X2, DS 7 Crossback, Volvo XC40 y Jaguar E-Pace: cuatro todoterrenos modernos o SUV, de tamaño compacto y marcas exclusivas que destacan por imagen, calidad y dinamismo.

Comparativa: ¿qué SUV ‘premium’ compacto es el mejor?

Cuatro modelos de grandes prestaciones.

Silueta SUV, medidas compactas, estilo deportivo y la imagen y exclusividad de las marcas premium. Es lo que proponen los cuatro modelos elegidos para esta prueba comparativa: BMW X2, DS 7 Crossback, Volvo XC40 y Jaguar E-Pace. 

Todos vienen equipados con motores turbodiésel, cambios automáticos de hasta nueve marchas y tracción 4×4 (salvo el DS, que no la puede incluir ni como opción).

EN POCAS PALABRAS
Se impone el BMW X2, que reúne el conjunto más completo, con una imagen afilada y deportiva que transmite carácter, una mecánica impecable que ofrece las mejores prestaciones con los consumos más bajos y un comportamiento eficaz y seguro en todos los trazados. Le falta algo de altura en las plazas traseras para estaturas grandes, no es el más barato e incluye un equipo de serie justo. Pero entra por los ojos y es muy rápido cuando se conduce y eficiente con el combustible. El modelo alemán se vende con dos motores de gasolina de 140 y 192 CV (desde 35.500 y 40.700 euros) y otros dos turbodiésel de 150 a 190 CV (35.100 y 42.750)..

El DS 7 Crossback es segundo a solo un punto y se beneficia de su mayor tamaño para ofrecer un interior más amplio y un maletero mayor que refuerzan sus virtudes como coche familiar. El modelo de la marca exclusiva del grupo PSA propone un nuevo lenguaje de diseño que busca actualizar y aplicar el glamour y el lujo francés a una marca de automóviles. Y al menos en este caso lo consigue, porque tiene una imagen atractiva y un interior muy elaborado en los detalles que rompe con lo habitual en las marcas premium alemanas, británicas o japonesas. Pero aparte de su originalidad, ofrece una mecánica correcta, prima el confort en sus suspensiones y tiene los precios más asequibles. Así, se vende con dos motores de gasolina de 180 y 225 CV (desde 35.850 y 41.250 euros). Y hay dos BlueHDi turbodiésel de 130 y 180 CV (32.950 y 38.900).

El Volvo XC40 es el último SUV de la marca sueca, un modelo de diseño funcional y trazos más cuadrados de lo habitual, que destaca por su equilibrio de conjunto. Ofrece un interior práctico y funcional, aunque con algunos detalles de acabado sobrios, y un asiento trasero mejorable. Pero aporta un buen comportamiento dinámico y, sobre todo, el equipo de seguridad más completo. Y se vende con tres motores de gasolina de 156 a 247 CV (desde 31.650 a 46.807 euros) y con dos turbodiésel de 150 y 190 CV (de 32.650 a 39.400). .

El Jaguar E-Pace llama la atención por su diseño y es uno de los SUV más atractivos en su tamaño, con un frontal muy deportivo, formas rotundas y detalles muy elaborados. Pero le penaliza el precio, porque es el más caro, aunque viene bien equipado. Y ha sido el que más ha gastado. A cambio, ofrece una conducción muy lograda y al alcance de todos los públicos que hace disfrutar mucho su comportamiento eficaz y seguro. Se vende con dos motores de gasolina de 250 y 300 CV (desde 47.100 a 58.600 euros) y con tres turbodiésel de 150 a 240 CV (de 37.450 a 58.200 euros).


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Todos equipan motores 2.0 turbodiésel, de 177 CV en el DS 7, 180 CV en el Jaguar y 190 en los BMW y Volvo. Y llevan cambios automáticos de ocho marchas, salvo el E-Pace, que tiene nueve, y tracción 4×4, menos el DS 7 (no dispone con esta opción). Estas mecánicas son las más apropiadas para coches de este tipo, porque ofrecen buenas prestaciones para viajar y consumos ajustados, y reflejan su carácter premium mejor que las versiones de 150 CV. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

El BMW se ha mostrado muy frugal en la prueba: apenas ha llegado a seis litros en conducción tranquila y poco más de siete en ciudad y estirando las marchas. El Volvo ha gastado un litro más en las mismas condiciones, y tanto el DS, por su mayor tamaño, como el Jaguar, por el peso, han necesitado 1,5 litros más que el X2: no llegan a ocho a ritmos suaves en carretera y se acercan a nueve apurando la mecánica y en ciudad. Las emisiones de CO2 son ajustadas y correctas en el BMW (121 g/km), el DS 7 (128 g/km) y el Volvo (131 g/km). Y suben algo más, hasta 159 g/km, en el Jaguar.

VIDA A BORDO

Las plazas delanteras son desahogadas en todos, con buenas butacas y regulaciones, aunque las banquetas del BMW y el Volvo resultan estrechas para tallas grandes. Detrás hay más diferencias, y el DS 7 impone su tamaño: ofrece más anchura y espacio para las piernas y, al no llevar túnel de transmisión, deja más espacio para los pies en la plaza central. El E-Pace es algo más ancho, pero más justo en la zona de las rodillas, y la plaza central tiene un mullido duro e incómodo. ⇒ Más información

AL DETALLE

BMW X2. Atractivo y bien acabado.
DS 7 Crossback. Culto a la diferencia.
Volvo XC40. Funcionalidad sueca.
Jaguar E-Pace. Mejor por fuera y al volante.  ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

Atractivos y diferentes. Los cuatro interpretan el concepto SUV con visiones muy variadas. El BMW y el Jaguar apuestan por la deportividad, el primero con una carrocería baja y estilizada que parece una ranchera subida en unas suspensiones más altas. El DS busca más el lujo con una parrilla alta y sofisticada, trazos ondulados y una trasera maciza que da sensación de robustez. Y el Volvo es el más clásico de silueta. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Ventaja del DS 7, que, a pesar de ser el más grande, tiene los precios más asequibles: 37.900 euros con descuentos. Los demás superan los 40.000, empezando por el Volvo XC40, que cuesta 42.166 euros, y ­siguiendo con el BMW X2, que sube a 42.750. Y el ­Jaguar es el más caro, con 44.900 euros. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Victoria mínima del BMW X2, que reúne el mejor conjunto mecánico, con prestaciones superiores y consumos muy bajos. Y añade una línea con gancho y un comportamiento rápido y eficaz en curva. El DS 7 es una propuesta diferente que aprovecha su mayor tamaño para ofrecer más habitabilidad y maletero. Prima el confort en las suspensiones y sacrifica un poco el dinamismo, pero es el más asequible, aunque sin tracción 4×4. El Volvo XC40 destaca por su equilibrio, con una línea moderna que transmite robustez, un interior práctico, un buen comportamiento y el equipo de seguridad más completo. Al Jaguar E-Pace le penaliza el precio, porque es el más caro. Pero ofrece una imagen con mucho gancho y un comportamiento y conducción muy fáciles que se disfrutan mucho al volante.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no