Pruebas

Cuatro utilitarios de última generación: precios y equipamiento

Cuatro utilitarios de última generación: precios y equipamiento

De izquierda a derecha, Renault Clio, Kia Rio, Peugeot 208 y Seat Ibiza. / Enrique Brooking

Precios casi idénticos, con la excepción del Kia Rio, que cuesta 15.962 euros, alrededor de 1.000 menos que sus rivales. Le sigue el Peugeot 208 con 16.800, que ha llegado con un descuento de lanzamiento de 2.500 euros (2.000 directos y 500 por el acabado Allure).

Y el Renault Clio y el Seat Ibiza cuestan casi lo mismo: 17.023 y 17.170 euros, respectivamente. En todos los casos se incluyen los descuentos sin condiciones para cualquier cliente, pero no las promociones por entrega de coche usado, financiación con la marca y otras, que son bastante generosas, sobre todo en el Seat, y pueden reducir el precio final por debajo de 14.000 euros. 

El equipo de serie incluye casi todo lo fundamental, pero es algo más completo en el Kia. Así, todos reúnen climatizador, control de velocidad, radio con conexiones bluetooth, USB y mandos en el volante, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, sensores de lluvia y faros, asiento trasero abatible en dos partes, retrovisores con plegado eléctrico, faros diurnos led, pantalla táctil de siete pulgadas (6,5 en el Seat) y, salvo el Kia, incorporan el botón de arranque. Además, equipan llantas de aleación (15 pulgadas en el Rio y el Ibiza, y 16 en el Clio y el 208) y los sensores traseros de aparcamiento (250 euros en el Seat). 

Pero el más generoso es el Kia, porque suma navegador Tom Tom y una cámara trasera para aparcar, y es el único con rueda de repuesto de emergencia, frente a los kits para reparar pinchazos del resto. Y añade también una garantía de siete años o 150.000 kilómetros, frente a la obligatoria de dos años sin límite de kilometraje de sus tres rivales.

En seguridad, todos incluyen de serie el equipo habitual, con seis airbags, ABS, control de estabilidad ESP y sensores de presión de ruedas. Pero salvo el Kia, añaden algunas ayudas a la conducción, como la frenada automática de emergencia en ciudad, y tanto el Peugeot como el Seat suman el sensor de fatiga. Sin embargo, el 208 y el Clio están en un escalón superior, porque añaden el mantenimiento automático del carril y la llamada de emergencia e-call en caso de accidente. Y el Renault viene también con el cambio automático de las luces de carretera. Por lo demás, los cuatro ofrecen un comportamiento dinámico estable y seguro en todos los trazados.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no