Honda Civic, ingeniería perfeccionista

La marca japonesa cuida el detalle en el nuevo Civic para buscar la excelencia mecánica

Honda Civic, ingeniería perfeccionista

El nuevo Honda Civic.

Tras 44 años de vida y 24 millones fabricados desde 1973, el Honda Civic es el icono indiscutible de Honda. Y lo curioso es que ha triunfado siempre siguiendo códigos propios, estéticos y mecánicos, para distinguirse. La décima generación que llega en marzo no es la excepción. Saldrá a la venta solo en gasolina desde 22.140 euros sin descuentos (1.0 turbo de 125 CV), y en diciembre llegará el 1.6 diésel.

Honda es una marca diferente, porque da más peso en su gestión al área de ingeniería, frente al perfil más comercial de sus competidores. Así, a veces lanza avances que no pide nadie, como la dirección a las ruedas traseras del Prelude de los años noventa. Pero a cambio, mima aspectos como la mecánica, donde busca la perfección.

Eso es lo que hace el nuevo Honda Civic, aunque no en todo. Como en el diseño, por ejemplo, no deja indiferente: gusta o espanta. Prima tanto la originalidad, con inspiración en los cómics manga, que sobreinterpreta detalles como el frontal, muy recargado, o las tomas de aire de los parachoques delantero y trasero, muy exageradas y deportivas, pero poco elegantes.

Honda Civic

El nuevo modelo de Honda Civic

En cambio, aporta una línea aerodinámica y musculosa con estilo propio. Mide 4,52 metros de largo, 15 centímetros más, y es el familiar compacto más grande. El aumento permite ofrecer unas plazas traseras con más espacio para las piernas del habitual y un buen maletero. Y por dentro mantiene su estilo futurista con materiales y acabados correctos, y sin estridencias.

Sin embargo, lo que marca la diferencia es la conducción. Así, a base de evolucionar todos los elementos que influyen, desde la nueva dirección variable al cambio y los pedales (más rápidos y precisos), la suspensión trasera (ahora multibrazo, más cómoda y un 88% más rígida) logra ofrecer un tacto exquisito y eficaz. Y con la guinda de unos motores a la última, en especial el 1.5 turbo, aporta una calidad de conjunto que se disfruta mucho cuando se conduce.

Honda Civic

El interior del nuevo Honda Civic

El Civic se vende con dos motores turbo nuevos: 1.0 (129 CV y 22.140 euros) y 1.5 (182 CV y 26.880 euros) con cambio manual de seis marchas o automático CVT (1.300 euros). Destaca también su equipo de seguridad, porque toda la gama incluye de serie el escudo Sensing, con frenada de emergencia en ciudad, control de crucero con sensor antichoque (frena solo), alerta de cambio de carril y vehículo en ángulo muerto, lector de señales, etc.