La primera evolución en el Subaru BRZ refina su respuesta mecánica

La marca japonesa pone al día un cupé que evoluciona con pequeños pero apreciables matices.

La primera evolución en el Subaru BRZ refina su respuesta mecánica

Cinco años después de su salida al mercado llega la primera puesta al día del BRZ, el cupé de Subaru y hermano gemelo del Toyota GT 86. Recibe cambios mecánicos, estéticos y en el interior, y se ofrece en dos acabados: Sport (30.900 euros) y Executive (32.400), el segundo con tapicería de Alcántara y disponible también con cambio automático de seis velocidades (33.900). Los precios se quedan en 29.650, 31.150 y 32.650 euros, respectivamente, al aplicar un descuento de 1.250.

El BRZ 2017 mantiene la misma potencia (200 CV a 7.000 revoluciones) y prestaciones (7,6 segundos en el 0 a 100 km/h y 226 km/h), pero ha recibido nuevos componentes que afinan la suavidad de giro del motor y mejoran el refinamiento de respuesta a todos los regímenes, reforzando así el disfrute a los mandos. Incorpora además unas suspensiones revisadas que aportan unos andares más cómodos.

Subaru BRZ

El interior del Subaru BRZ.

En el exterior los cambios estéticos afectan a los parachoques (el delantero estrena faros led) y las llantas, de nuevo diseño. Y el alerón trasero también es nuevo. Por dentro incluye una pantalla táctil para el sistema multimedia y un volante más pequeño que mejora la ergonomía. Y el cuadro de instrumentos añade un nuevo cuadro digital que visualiza el ordenador de viaje.