Derroche de energía: los coches más potentes de cada marca

Entre los 95 CV de un Lancia Ypsilon, los 300 de un SEAT León Cupra, los 750 de un Lamborghini o los 800 de un Ferrari no hay diferencias: son los modelos con el propulsor más poderoso de la casa.

Derroche de energía: los coches más potentes de cada marca

Lamborghini Aventador SV: 750 CV.

No importa que sean los modestos 95 CV de un Lancia Ypsilon o el impresionante derroche de 1.500 CV del Bugatti Chiron. En todas las marcas hay un modelo con más fuerza que los demás, con más potencia bajó el capó que ningún otro. Y aquí los tienes: los coches más potentes de cada fabricante.

Superdeportivos, todoterrenos, grandes berlinas, pequeños utilitarios llevados a la máxima expresión… Un cajón de sastre que demuestra que entre las marcas hay diferentes intenciones: algunas no se preocupan lo más mínimo por agigantar sus motores, así que en ellas la clasificación la lidera un modelo por pura inercia: uno tiene que haber con el propulsor más potente, como también hay otro con la guantera más grande.

Pero otras apuestan claramente por dar siempre un paso más en la carrera hacia la máxima potencia. SEAT presentó hace un año el León Cupra de 290 CV; en diciembre ya tenía lista una actualización que llegaba a los 300 CV. Con el Skoda Octavia RS ocurrió algo similar, pero en menos tiempo todavía: en apenas dos meses, el modelo más potente pasó de tener 230 CV a alcanzar los 245.

Y en esta lista de los coches más potentes hay un poco de todo: no parece raro encontrar un Porsche o un Ferrari con cientos de caballos, pero sí sorprenden coches de menos de cuatro metros con potencias de deportivo más grande, caso del Mini JCW y sus 231 CV (con una longitud de 3,87 metros).

También llaman la atención verdaderas bestias del asfalto y las pistas, como el McLaren P1 (967 CV) o el Land Rover Range Rover Sport SVR (550 CV). Otros, discretos como un Dacia Duster de 125 CV o un Suzuki Vitara de 140 CV, pasan sin hacer mucho ruido.