Cómo puedes ahorrar hasta un 80% al pasar la ITV

La revisión técnica obliga a todos los conductores por igual, pero hay grandes diferencias de tarifas entre comunidades

Cómo puedes ahorrar hasta un 80% al pasar la ITV

La misma revisión cuesta 30 euros más en Madrid que en Navarra. / AECA-itv

Todos los años se someten a la Inspección Técnicas de Vehículos (ITV) millones de coches. Este año lo harán por primera vez 722.703 turismos: están obligados a ello porque fueron matriculados en 2013 y cuatro años después de la primera matriculación ya no están exentos de la revisión.

A partir de ese momento, la ley marca que todos los coches tienen que pasar la ITV cada dos años hasta que el vehículo cumpla diez. Entonces la revisión será anual.

Un sistema que supone un gasto y que, sin embargo, convence a los automovilistas españoles. El 66% de los usuarios cree que contribuye mucho o bastante a la seguridad en las carreteras, y el 68% considera que el modelo actual es el apropiado (a otro 21,7% le parece bien, aunque haría ligeros cambios).

No obstante, hay que considerar que estos datos los presenta la Asociación Española de Entidades Colaboradoras para la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), que no llama la atención sobre otras cifras. Las que sí ofrece una encuesta realizada por la asociación de consumidores Facua y la Fundación Gestrafic: un 92% de los automovilistas no considera justo el precio que se cobra por las inspecciones.

Por otra parte, el lugar de residencia añade otro factor: un trato distinto en el precio de una revisión que obliga a todos por igual. Entre unas comunidades autónomas y otras, hay diferencias de tarifa de hasta un 79% debido a los distintos modelos de gestión (autorización administrativa, concesión administrativa, o prestado a través de empresas públicas o por la propia Administración).

Como solución, aquí van tres maneras de ahorrar algo de dinero con la ITV (y dos consejos para no pagar mucho más de la cuenta).

CINCO MANERAS DE AHORRAR DINERO CON LA ITV
1. Elige la comunidad autónoma que te interese. Nadie te obliga a pasar la ITV cerca de casa, así que quizá te compense desplazarte unos kilómetros para hacer la revisión. Puedes aprovechar un viaje programado para pedir cita y ahorrarte unos euros.

Según datos de Facua, Madrid tiene las tarifas más elevadas para turismos diésel (52,61 euros de media). Por detrás, Comunidad Valenciana con 51,64 y Murcia con 49,79. En el caso de coches de gasolina con catalizador, las tarifas más elevadas son las de Cantabria (42,8 euros), País Vasco (42,48 euros) y Madrid (37,52 de media).

La tarifa media más económica de las 17 comunidades autónomas son los 29,4 euros que cobran en Navarra. Le siguen Extremadura con 32 euros y Asturias con 34. En los tres casos, las tarifas no varían en función del tipo de carburante.

2. Revisa el coche antes. Un dato de AECA-ITV: alrededor del 18% de los vehículos inspeccionados no supera la inspección a la primera. Un buen mantenimiento de los elementos que más se vigilan te evitará sustos inesperados. Cuando suspendes la ITV, solo puedes usar el coche para llevarlo al taller, repararlo y volver al mismo centro de inspección para verificar el arreglo. Todos ellos (salvo los de Valencia), ofrecen una segunda inspección gratuita siempre que regreses antes de un número determinado de días (entre 7 y 60, según comunidad). Después, tendrás que pagar de nuevo. Si has ido a otra comunidad a pasar la ITV, asegúrate de que puedes volver a tiempo en caso necesario.

3. Busca descuentos. En muchas ciudades todavía se reparten talonarios con descuentos específicos de entre cinco y diez euros. Y en Internet también hay ofertas que te permiten ahorrar hasta un 40% en la tarifa.

4. Pasa la ITV. Un consejo tan simplón como necesario. Las multas por no hacer la inspección no son pequeñas.

· Conducir con la ITV caducada. 200 euros de multa. Si es un agente quien detecta la infracción (y no un radar), retirará el permiso de circulación del vehículo y le dará un volante al conductor para desplazarse hasta un centro de inspección antes de diez días.
· Circular con la ITV desfavorable. 200 euros de multa. Cuando se detectan fallos graves que deben arreglarse por obligación. En ese caso, solo se puede mover el coche para ir al taller y regresar a la ITV.
· Circular con la ITV negativa. 500 euros de multa. Cuando los defectos son muy graves, por lo que el automóvil no puede abandonar la estación de ITV por medios propios, sino transportado por una grúa hasta el lugar de reparación.

5. Pon la pegatina. Un detalle nimio, pero necesario. Según el artículo 18.1 del Reglamento General de Vehículos (R.D. 2822/1998), es obligatorio llevarla puesta y colocar la pegatina en la esquina superior derecha de la luna delantera.