Día Mundial de la Seguridad Vial: 15 hábitos que te ayudarán a evitar accidentes

Una buena oportunidad para recordar todo lo que aprendimos en su día y hemos ido dejando en desuso con el paso del tiempo.

Día Mundial de la Seguridad Vial: 15 hábitos que te ayudarán a evitar accidentes

Ha pasado mucho desde que fuimos a la autoescuela y conviene repasar algunos principios básicos.

Todos nos creemos buenos conductores, para eso hace tiempo que aprobamos el carné de conducir y llevamos unos cuantos miles de kilómetros a nuestras espaldas. De hecho, la experiencia siempre es un grado, pero tenemos que reconocer que en ocasiones no lo hacemos tan bien como deberíamos… o puede que sí. Hoy que se celebra el Día Mundial de la Seguridad Vial es un buen momento para repasar todo aquello que aprendimos en la autoescuela y que quizá hemos ido dejando en desuso, lo que llega a provocar situaciones de peligro que en ocasiones terminan en accidentes. Estos son 15 buenos hábitos de seguridad vial que nos ayudarán a ser conductores más seguros.

1. AJUSTAR EL ASIENTO Y LOS RETROVISORES

Efectivamente, eso es lo primero que aprendimos cuando nos estrenamos delante de un volante. Parece mentira que un gesto tan cotidiano pueda hacer que nuestro viaje sea más seguro, la buena visibilidad y la comodidad en la conducción son reglas primordiales de la seguridad vial, por eso merece la pena volver repetir cada día aquellos primeros pasos como conductor.

2. PONERSE EL CINTURÓN

Resulta increíble que todavía haya que estar hablando de esto y que la DGT deba seguir haciendo campañas de concienciación sobre el tema, pero es cierto que aún hay gente que, por unas cosas u otras, no se pone el cinturón. No hay excusas válidas al respecto y menos cuando hablamos de los más pequeños y su seguridad vial. Una cosa es que no quieran comerse la sopa y otra que no quieran ir convenientemente sentados y abrochados, aunque estén a dos calles del colegio. Hay que ser muy tenaz en este aspecto.

Día Mundial de la Seguridad Vial

3. UTILIZAR LOS INTERMITENTES

Si salir del estacionamiento o cambiar de carril sin señalizar nos costaba un suspenso inmediato, ¿por qué no seguir con la voluntad de hacerlo bien e indicar adecuadamente las maniobras? No cuesta nada activar los intermitentes y a los demás les proporcionamos una impagable información sobre nuestros movimientos.

4. LAS DOS MANOS EN EL VOLANTE

La conducción al estilo peliculero con una mano en el volante y otra en la palanca de cambios está sobrevalorada. Si en aquel examen donde aprobamos el carné de conducir no soltábamos las manos del volante ni un instante, ahora debemos hacer lo mismo, ya que la mejor forma de solventar cualquier imprevisto en la vía es sujetándolo bien.

5. MANTENER LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Todos necesitamos nuestro espacio, sin agobiar, ni que te agobien y si no suspendiste por esto en su momento, tampoco lo hagas ahora. Deja el sitio suficiente entre tu coche y el de delante según sea la velocidad de la vía, y si llueve ten en cuenta que la distancia deberá ser el doble.

6. PRESTAR ATENCIÓN A TU ALREDEDOR

¿Te acuerdas cuando el profesor de la autoescuela te recomendaba que para el examen tenías que mirar exageradamente por todos los espejos retrovisores, porque eso lo valoran mucho los examinadores? Pues ahora comprendes que es algo más que eso, porque estar pendiente de todos los movimientos circundantes a tu vehículo te proporciona seguridad a ti y a los otros coches, los peatones y vehículos más frágiles como motos y bicicletas.

7. VIGILAR LAS SEÑALES Y RESPETARLAS

Saltarse un stop o un semáforo en rojo puede ser despiste, pero también hay quien lo hace intencionadamente. Por eso, para esas otras señales que nos pueden resultar más difíciles de ver, lo mejor es mantenerse alerta para no perderse ni una.

8. SIN DISTRACCIONES INNECESARIAS

No hay nada que no pueda esperar a que concluyas tu trayecto. Si no es así, para y soluciónalo: llama, ráscate un pie o plántale un beso a tu pareja, pero siempre detenido. Y por supuesto nada de móviles, ni siquiera para mirar un momentito de quién es el Whatsapp que acaba de entrar.

9. LA VELOCIDAD JUSTA

Ya sabemos que las velocidades por encima del límite te costaban antes el suspenso y ahora te cuestan puntos y dinero, pero también hay que tener cuidado con las velocidades exageradamente reducidas. La norma dice que no se puede ir a menos de 60 km/h en autopistas y autovías, y en el resto de carreteras no puede ser inferior a la mitad de la velocidad máxima del tramo.

Día Mundial de la Seguridad Vial

10. HAZTE VISIBLE

Ahora casi todos los nuevos modelos llevan luz diurna de serie, pero si no es así enciende las luces, sobre todo no lo olvides en los túneles. Para una cosa por la que no hay que pagar recibo, no escatimes.

11. EVITAR LAS CONDICIONES ADVERSAS

Las climatológicas y también conducir de noche cuando sea posible. Toda conducción que precise un nivel de atención y estrés al volante demasiado alto es mejor evitarla.

12. ¿ALCOHOL, DROGAS?

¡Vamos! Esto ya lo sabemos… pero quizá no sepas que algunos medicamentos que consideramos inocuos para conducir no son recomendables para esta práctica. Lee el prospecto de todo lo que vayas a ingerir antes de salir a la carretera, aunque sea un simple analgésico.

13. MANTENER EL BUEN HUMOR

Ni los nervios te sirvieron en el examen de conducir, ni hay que ser tan serio al volante: simplemente disfruta de lo que estás haciendo y haz caso omiso a las locuras y provocaciones de los demás.

14. REVISAR EL ESTADO DEL COCHE

Date una vuelta de vez en cuando por el coche, si recuerdas el manual de la autoescuela, era aquella parte que se llamaba ‘entretenimientos mecánicos’. Pues nada, a entretenerse mirando que las ruedas tengan sus dibujos perfectos, que los espejos estén limpios, que todas las bombillas luzcan y que haya agua en el limpiaparabrisas.

15. TOMAR CONSCIENCIA DE TODO ESTO

Las campañas de la DGT a veces son criticadas por su dureza, pero cuando vamos por la carretera solo tenemos que fijarnos en las señales que dejan los accidentes: frenazos con trayectorias imposibles, trozos de coches en las cunetas, vayas quitamiedos rotas u objetos personales de alguien que no deberían estar ahí, y que tristemente sirven para concienciarnos y advertirnos de la importancia que tiene la vigilancia continua de la seguridad vial.