Skoda Vision E: SUV, autónomo, eléctrico y deportivo

Sus dos motores desarrollan 305 CV de potencia, alcanza 180 km/h de velocidad punta y ofrece una autonomía de 500 kilómetros por carga.

Skoda Vision E: SUV, autónomo, eléctrico y deportivo

¿Se convertirá en el primer eléctrico de producción de la marca?

Skoda ha marcado 2020 como fecha en la que llegará a producción su primer modelo eléctrico, precedido en 2019 por un híbrido enchufable y acompañado por otros cuatro 100% eléctricos que se lanzarán antes de 2025. ¿Será el pionero una versión de calle del Skoda Vision E? No es seguro, pero el prototipo presentado en el Salón de Shanghái muestra lo que está por venir.

Se trata de un todocamino de corte cupé que adelanta el nuevo lenguaje de diseño que incorporarán los futuros integrantes de la marca: los reconocibles pilotos están unidos por una tira lumínica, la parrilla desaparece (el bloque eléctrico no necesita tanta refrigeración), las líneas de tensión están muy marcadas y la cintura asciende por el lateral y acaba en una postura alta en la zaga, formada casi íntegramente por un enorme portón.

De llegar a producción, se ubicaría en la gama por debajo del Kodiaq: mide 4.688 mm de largo, 1.924 mm de ancho y 1.591 mm de alto, con una batalla de 2.851 mm.

Skoda Vision E

Aunque el exterior es fácilmente trasladable a un modelo de calle, el interior sí muestra un corte más futurista. Con una configuración de cuatro plazas individuales, lo más llamativo es el salpicadero. La pantalla de la consola central está acompañada por otra doble situada detrás, que hace las funciones de cuadro de instrumentos para el conductor y de sistema de infoentretenimiento para el copiloto.

Además, entre las habituales soluciones Simply Clever de las que hacen gala los Skoda, los asientos se giran hacia el exterior al abrir las puertas para facilitar la entrada y la salida, y en cada una de estas hay una caja para recargar ‘smartphones’ por inducción.

No es el único elemento del vehículo que utiliza esta técnica, puesto que las baterías del coche también pueden recargarse de este modo, e incluso realizar una carga rápida de 30 minutos para recuperar un 80% de la energía.

Esto cobra especial importancia en un coche como el Skoda Vision E, un modelo 100% eléctrico que combina dos motores, uno en cada eje, para generar una potencia conjunta de 305 CV o 225 kW. Con ellos puede alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h y su autonomía teórica es de 500 kilómetros.

Por último, también se trata de un coche autónomo, concretamente con nivel 3 de autonomía, lo que significa que podrá manejarse por sí mismo en gran variedad de situaciones, pero siempre será necesaria la supervisión del conductor.

Skoda Vision E