El nuevo Nissan Micra pega un cambio radical

La última entrega del utilitario japonés quiere despuntar a base de diseño. Llegará en marzo desde 11.250 euros

El nuevo Nissan Micra pega un cambio radical

La nueva generación gana enteros respecto a la previa.

El Nissan Micra parece que ha ido a uno de esos realitys de TV en los que se cambia la imagen de los concursantes. Y el resultado sorprende, como suele ser habitual en estos programas. Antes trataba de seducir al público femenino con formas suaves y redondeadas, ahora, en cambio, presenta un estilo más masculino, entre deportivo y tecnológico, que bebe de las fuentes de los cómics manga y que Koji Nagano, vicepresidente de diseño de Nissan Europa, define como “geometría emocional” (ver conversación abajo). A pesar de compartir estructura y mecánica con el Renault Clio, no recuerda en casi nada a su pariente francés y tiene personalidad propia.

Llegará a España en marzo con precios desde 13.500 euros (1.0 Visia), que se quedan en 11.250 al aplicar todos los descuentos y promociones disponibles: 500 de rebaja directa, 750 por entregar un coche usado y 1.000 por financiar la compra con la marca, 2.250 en total. El tope de gama, por su parte, cuesta 20.600 euros (1.5 dCi Tekna), que podrían bajar a 18.350.

La transformación estética se aprecia también en el interior, que cambia asimismo por completo. Gana empaque y sofisticación y resulta, por ejemplo, más vistoso que el del Clio y da también mayor impresión de calidad, situándose por encima de la media de los utilitarios. Al menos delante, porque atrás hay aspectos chocantes y difícilmente justificables: los paneles de puertas tienen una apariencia demasiado simple y económica, y las ventanillas solo pueden ser manuales, nunca eléctricas.

El conjunto, eso sí, se puede personalizar al gusto. Hay 10 colores diferentes para la carrocería, otros tres para el interior (inserciones en azul, rojo o naranja), adhesivos y bandas decorativas, llantas… que suman 125 combinaciones posibles.

Mide 3,99 metros de largo, por lo que es bastante más grande que el Micra actual, y ofrece también mayor espacio. Sus dimensiones y habitabilidad son muy similares a las del Renault, y lo postulan como un modelo amplio para su tamaño. Los tiradores de las puertas traseras, camuflados en el pilar posterior, son de los pocos detalles que si recuerdan al utilitario galo. La cabina incluye cinco plazas y el maletero ofrece 300 litros y viene con rueda de recambio de emergencia.

En marcha, el Micra 2017 transmite sensaciones parecidas a las del Clio. Como éste, tiene un aplomo propio de coches más grandes, y es de esos utilitarios que cuidan el comportamiento, el disfrute al volante, como también hace un Ford Fiesta, por ejemplo. Está más orientado hacia el dinamismo que hacía el confort. Un Citroen C3, por contra, se inclina claramente más hacia la comodidad. Así, la propuesta de Nissan tiene una dirección precisa, no balancea en exceso y da confianza y seguridad, aunque la otra cara de la moneda son unas suspensiones algo firmes que filtran peor los baches. También podrían mejorar los frenos traseros, que son de tambor en lugar de disco.

Desde el lanzamiento se ofrecerán tres motores: 1.0 de 73 CV, y 0.9 turbo de gasolina y 1.5 dCi tubodiésel, ambos de 90 CV. Todos llevan cambio manual de cinco marchas y anuncian consumos oficiales muy bajos, como los 3,2 litros de media del diésel. Tras las pruebas, realizadas a velocidad normal por carreteras secundarias, el ordenador del coche marcó seis litros con el motor 0.9 turbo y 4,3 con el 1.5 dCi.

La oferta mecánica resulta algo escasa, aunque está previsto que salgan en 2018 motores más potentes y alguna variante con cambio automático.

El equipamiento se estructura a lo largo de cinco acabados, y presenta ciertas carencias. El Visia o de acceso (desde 11.250 euros, con descuentos) viene con sistemas de seguridad electrónica como la frenada de emergencia automática, pero no puede incluir aire acondicionado, por lo que obliga a subir a la siguiente terminación, la Visia+ (12.750 euros). Esta, por su parte, suma el aire y también incluye equipo de música. El Acenta (13.650) recoge llantas de aleación y sistema de conectividad Apple Car Play (en 2018, también Android Auto), y el N-Connecta (15.350), añade navegador y otros elementos como los sensores de lluvia y luces. Por último, el Tekna (16.650 euros) presenta ciertas sofisticaciones como la cámara con visión de 360 grados y un sistema de sonido de la marca BOSÉ que incluye un altavoz en el reposacabezas del conductor y que, según Nissan, aporta un sonido envolvente similar al de las salas de cine.

Conversando de diseño

En la presentación del Micra se ha tenido ocasión de hablar con Koji Nagano, el vicepresidente de diseño de Nissan Europa, que ha comentado su opinión sobre diversos aspectos de la estética del nuevo modelo y también del diseño en general. Cuando se le preguntó cómo definiría el estilo del Micra 2017, Nagano respondíó: “geometría emocional”. Y ante la cuestión de qué es más importante en la imagen de un automóvil, el ejecutivo sorprendió con su contestación: “La proporción es el 50% del diseño”.

Los modelos que más disfrutó al delinear fueron el “Infiniti FX, el primer Murano y el Silvia”, pero cuando se le pidió que comentará las marcas que, en su opinión, acertaban con el diseño y cuáles no, eludió educadamente la contestación. En un segundo intento, se le planteó que indicará qué utilitario sería el competidor más duro en cuanto a diseño para el nuevo Micra, y esta fue su respuesta: “Cada modelo busca transmitir emociones diferentes, se puede ver en los VW Polo y Ford Fiesta, por ejemplo”. Que cada uno interprete.