Actualidad

140.000 razones más para estar sobrio al volante en Navidad

La DGT intensifica los controles del consumo de sustancias psicoactivas durante estos días.

Alcohol

Las oportunidades para beber alcohol se disparan durante estas fechas.

Con la empresa, con los antiguos alumnos del colegio, con los compañeros del equipo de fútbol… Quien esté libre de alguna comida, cena o evento prenavideño que levante la mano. Encuentros repetidos año tras año en estas fechas, al igual que la intensificación de los controles de consumo de sustancias psicoactivas entre los conductores que realiza la Dirección General de Tráfico en la época navideña. Una campaña especial que se inicia hoy mismo y que estará activa hasta el próximo domingo día 17, una semana completa en la que se realizarán un total de 140.000 pruebas.

Un promedio de 20.000 controles diarios en todo tipo de carreteras y a cualquier hora del día, atajando no sólo la lacra de la conducción bajo los efectos de las bebidas alcohólicas sino también de otras drogas como el cannabis, la cocaína, los opiáceos, las anfetaminas… Gregorio Serrano, director general de Tráfico, ha explicado el objetivo de esta campaña especial de Navidad: “Concienciar a los ciudadanos de que no sólo el alcohol es incompatible con la conducción, también hay otras sustancias psicoactivas que tienen, en muchos casos, efectos letales cuando se conduce. Se trata, junto con la educación vial, de uno de los instrumentos más eficaces para disuadir al conductor de ponerse al volante si ha consumido cualquiera de estas sustancias”.

El 25% de las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol, pese a lo que 12 de cada 100 conductores circulan tras haberlo consumido, según los datos de la DGT. El pasado año, más de 100.000 automovilistas dieron positivos en controles en las carreteras españolas y el 43% de los 589 fallecidos y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos.

Más allá de la elocuencia de estos datos, conviene recordad la severidad con la que la Ley de Seguridad Vial castiga estas infracciones, con sanciones mínimas de 500 euros y 4 puntos de carnet que pueden llegar a 1.000 euros y 6 puntos en los casos más graves, entre los que se incluye el consumo de drogas. Además, el capítulo IV del Código Penal tipifica como delitos contra la seguridad del tráfico tales hábitos y contempla penas que van de los tres meses a un año de prisión, junto con periodos de privación del derecho a conducir que pueden llegar a los cuatro años.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no