La DGT busca reducir accidentes con 7 medidas clave

La Dirección General de Tráfico ha presentado un paquete de intervenciones al que destinará 7,2 millones de euros en los próximos meses.

La DGT busca reducir accidentes con 7 medidas clave

La DGT ya trabaja en modificaciones para el carnet por puntos.

Los últimos datos de siniestralidad vial en España (295 accidentes mortales en lo que va de año, con 349 víctimas) han impulsado a la Dirección General de Tráfico a presentar un paquete de siete medidas que se desarrollarán en los próximos meses y a las que se destinará una inversión de 7,2 millones de euros. Estas son las siete intervenciones con las que la DGT espera reducir los accidentes principalmente en las carreteras convencionales, entre los motoristas y los vehículos comerciales.

BANDAS RUGOSAS

Se instalarán 3.000 kilómetros de bandas rugosas sonoras durante los próximos cinco meses. Colocadas longitudinalmente, en el sentido de la marcha y tanto en el eje central como en los arcenes, deben ayudar a advertir a los conductores de salidas de la vía por distracciones.

MÁS LÍNEAS CONTINUAS

Se van a limitar las zonas de adelantamiento en 1.000 kilómetros de carreteras convencionales. Se implantarán dobles líneas continuas para evitar adelantamientos indebidos, estimando la DGT una reducción de veinte víctimas al año por colisiones frontales. La operación se realizará igualmente en los próximos cinco meses, invirtiendo en ella un millón de euros.

CRUCES PELIGROSOS

Otras veinte muertes al año se deberían reducir por accidentes en cruces peligrosos. En cuarenta de ellos de toda España se instalará un sistema de señalización dinámica luminosa, con una inversión de otro millón de euros para indicar más claramente a los conductores de los riesgos de esa intersección.

SEÑALIZACIÓN DE TRAMOS DE PEATONES

Los tramos muy frecuentados por peatones contarán con señales de balizas luminosas, instaladas en las esquinas y con un pulsador que permitirá su accionamiento a los viandantes para advertir a los vehículos de su presencia. Serán cien señales repartidas en cincuenta tramos y se colocarán en los próximos siete meses con un coste de 100.000 euros.

TRÁFICO NOCTURNO DE REPARTO

LA DGT realizará controles de velocidad nocturnos de forma continuada y en rutas especialmente frecuentada por vehículos de reparto. Las furgonetas serán identificadas y sus conductores se someterán a pruebas de alcohol, drogas y documentación. Se emplearán 30.000 euros en esta acción con el objetivo de reducir diez muertes al año.

Helicoptero Tráfico

La distancia de seguridad se controlará desde el aire. / DGT

VIGILANCIA DE LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Se intensificará la vigilancia sobre la distancia de seguridad entre vehículos mediante vuelos de helicópteros a baja altura, con la intención de que sean visibles para los conductores, que además serán advertidos mediante los paneles de la carretera. Con 5.000 euros de inversión, se espera que se produzcan cinco víctimas menos por alcances y colisiones múltiples.

CONTROL A LOS MOTORISTAS

Las vías especialmente frecuentadas por motoristas contarán con una vigilancia intensificada, con controles integrales a sus conductores. En los mismos se pondrá especial acento en el cumplimiento de la Inspección Técnica de Vehículos.