Actualidad

El aviso de la Guardia Civil a los conductores para este verano

La Agrupación de Tráfico recuerda que las altas temperaturas dentro del coche pueden poner en riesgo la vida de los más pequeños.

Dirección electrónica vial

Una pareja de la Guardia Civil en un control de carretera. / Samuel Sánchez

El instituto armado ha lanzado un aviso a los conductores a través de sus redes sociales para recordarles que dejar a los niños pequeños encerrados en el coche en verano, aunque sean solo unos minutos, puede traer consecuencias fatales a su salud.

Muchos padres, por descuido o desconocimiento, dejan a sus hijos con el coche cerrado mientras hacen recados breves. Esos pocos minutos son suficientes para causar un problema fatal en el retoño. 

Más de 60 grados en el interior del coche

Durante los meses de verano, las altas temperaturas azotan gran parte de la Península y los automóviles son especialmente propensos a concentrar el calor del sol. Cuando la temperatura exterior se acerca a los 40 ºC, en el interior del coche, y en solamente unos minutos, pueden alcanzarse registros de más de 60 ºC.

El mayor error es dejar al niño atado a la sillita infantil y con el coche cerrado. El temor de los padres a una posible sustracción del menor les hace bloquear las cerraduras y ventanillas. Según recuerda la Guardia Civil, con información de la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría, con el coche aparcado al sol, la temperatura del niño empieza a ascender rápidamente hasta los 42º o 43º. Esto puede causarle un golpe de calor con muy graves consecuencias para su salud.

Recomendaciones básicas

En verano, la norma básica es no dejar jamás el coche con niños pequeños en su interior, y mucho menos sujetos a la silla infantil. En caso de fuerza mayor, si el pequeño ha de quedarse en el vehículo, se deben seguir los siguientes consejos:

  • Aparcar a la sombra.
  • Dejar todas las ventanillas ligeramente bajadas, pues de esta manera se acumulará menos calor en el habitáculo.
  • Ubicar la silla en donde menos dé el sol. Aunque en verano haya que cambiar la silla de sitio varias veces, lo mejor es situar a los menores en el lado que menos incida el sol en esos momentos.
  • Vestir a los pequeños con prendas claras y ligeras.

En caso de que el niño haya sufrido un golpe de calor, hay que trasladarlo inmediatamente a una sombra mientras se avisa a emergencias (112). Así mismo, hay que darle aire con un abanico o un ventilador y refrescarle la piel con paños húmedos (no fríos), así como proporcionarle agua templada a sorbos cortos. 

Los sistemas CDP detectan la presencia de niños en el habitáculo.

Sobre la firma

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no