Actualidad

El Batmóvil, las joyas de Swaroski y un documental indispensable

El superhéroe celebrará su 80 cumpleaños en 2021 con una nueva entrega de la saga –protagonizada por el actor Robert Pattison– y un nuevo modelo de supercoche.

Batmóvil

Todos los ejemplares de Batmovil utilizados hasta ahora.

Hace ya ocho décadas que en sucesivas generaciones el superhéroe de los coches lucha sin descanso contra el crimen. Para agradecérselo, y pensando en los más ricos e incondicionales seguidores del hombre murciélago, el famoso joyero Swaroski ha creado una colección de piezas ornamentales que reproducen fielmente el Batmóvil.

Se trata de 200 piezas numeradas compuestas por 16.000 cristales minuciosamente montados por el orfebre austriaco que replican el modelo de 1989. Y los afortunados que se hagan con alguna tendrán que ponerla a buen recaudo de los niños porque no es precisamente un juguete. Ni por su fragilidad, ni por su precio: 7.940 euros.

La joya de Swaroski homenajea al que ha sido sin duda el Batmóvil más simbólico de la saga, el que conducía Batman (Michael Keaton) en la película homónima de Tim Burton (1989) y que escupía terroríficas llamaradas cada vez que arrancaba su motor de avión a reacción. Pero no ha sido el único coche de Batman, ya que se han sucedido varios modelos desde que apareció el primer cómic que ideó Bob Kane en 1939.

Del Cadillac a las tanquetas

A los largo de estos 80 años, los estilos del Batmóvil se han ido adaptando a los tiempos. En 1943 fue la primera vez que apareció en acción sobre la pantalla. Se trataba de una adaptación del cómic a una serie de 15 episodios que se proyectaban semanalmente en salas de cine de Estados Unidos. En esta ocasión, el superhéroe y su compañero Robin utilizaron en sus aventuras un Cadillac 75 Convertible. Un flamante modelo de serie, pero sin la espectacularidad de los vehículos que lo sucederían.

Fue con la llegada de Batman a la televisión cuando apareció el primer Batmóvil real digno de tal nombre. En la serie estrenada en 1966, el actor Adam West conducía un Lincoln Futura de 1955, comprado por un simbólico dólar y modificado para la ocasión por el famoso diseñador y modificador de coches George Barris.

El Batmóvil de 1966.

Tal fue el éxito del fantástico biplaza que el mismo Barris sería contratado unos años más tarde para mejorarlo, actualizándolo con tecnologías tan futuristas por entonces como ordenador, teléfono o superpropulsión mediante una turbina de aviación.   

En su primer salto al cine, con el largometraje del director Tim Burton (Batman, 1989), el Batmóvil se transformó en un inquietante bólido de estilo gótico. Michael Keaton, embutido en su papel de hombre murciélago, tuvo que ponerse al volante de un coche con carrocería de fibra de vidrio, montada sobre un chasis especialmente construido a medida para conseguir la longitud requerida.

El Batmóvil de Tim Burton.

Propulsado en la ficción por una turbina de aviación que lanza unas terroríficas llamaradas, bajo su negra cubierta se esconde en realidad un motor V8 de Chevrolet Impala. Un blindaje completo frente a los proyectiles y un gato elevador que permitía el giro completo en parado eran las nuevas adquisiciones en el equipo de serie de este Batmóvil, que volvería a utilizarse en la siguiente película firmada por Burton (Batman vuelve, 1992).

Aspecto “alien” y motor V8

A pesar de su fracaso comercial, la tercera entrega protagonizada por Val Kilmer y dirigida por Joel Schumacker (Batman Forever, 1995) renovó el Batmóvil con otro modelo creado por la diseñadora de producción Bárbara Ling. Aporta una visión más orgánica en su estilo a base de caparazones superpuestos de inspiración alienígena, y el riguroso negro de su predecesor es alterado por unas estridentes luces de neón rojas y azules. Sin duda es el más fantasioso de todos. Pero lo que no cambia en su interior es el sempiterno motor Chevy V8 para cuando Batman necesita potencia y acudir raudo al rescate de Nicole Kidman.

El primer Batmóvil diseñado por Barbara Ling.

El siguiente modelo de Batmóvil también llegaría del lápiz de Barbara Ling en Batman y Robin (1997). En esta ocasión, el coche que le tocó conducir al protagonista de la cinta, George Clooney, se inspiró en dos coches clásicos icónicos: el Jaguar D-Type y el Delahaye 165.

La carrocería resultante se montó en un chasis de carreras de la Nascar americana y, sin abandonar el motor Chevrolet V8, resultó ser el Batmóvil más elegante y deportivo de la saga, ya que con sus nueve metros de largo y neumáticos especialmente fabricados por Goodyear fue probado sobre circuito a una velocidad de 225 km/h.

Un Batmóvil muy distinto llegaría con la trilogía dirigida por Christopher Nolan: Batman Begins (2005), El Caballero Oscuro (2008) y El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace (2012). El vehículo que conduce un atormentado Batman interpretado por Christian Bale rompe con lo anterior y deriva durante este periodo hacia un todoterreno blindado de aspecto militar, aunque para fabricar su estructura de tanqueta se utilizaron algunos elementos de Lamborghini. La amenazante carrocería combina varios materiales –acero, fibra de carbono y fibra de vidrio– y la motorización sigue fiel al habitual V8, con cilindrada de 5,7 litros.

El Batmóvil de ‘Batman begins’.

Nuevo Batmóvil en 2021

Con Batman v. Superman: El Amanecer de la Justicia (2016), última entrega de la saga firmada por Zack Sinder, se produjo otro giro. El Batmóvil, que conduce en esta ocasión Ben Affleck, deja de parecerse a un tanque para volver a una estética futurista, de aspecto furtivo y más propia de los murciélagos. La originalidad del diseño toma mayor relevancia que en la versión anterior, sobre todo en los espectaculares interiores, pero en detrimento de la solidez. El propio director confesó tras el rodaje haber tenido que proteger la carrocería con espuma, ya que no resistía el peso en la escena en la que es asaltado por una horda de esbirros.   

A la espera de la nueva entrega, que llegará en 2021 y será protagonizada por el actor Robert Pattison, todavía no se saben muchos detalles sobre el nuevo Batmóvil. Pero en las primeras imágenes promocionales de la película se aprecia que será un coche de estilo bastante más simple y austero que el de sus antecesores.

Y para los que quieran saber más sobre la historia de este icónico vehículo, es indispensable recuperar el documental dirigido por Roko Belic. The Batmobile, que se estrenó en 2012, reunió por primera vez los vehículos utilizados hasta ese momento por Bruce Wayne cuando se enfunda el traje de Batman para patrullar las peligrosas noches de Gotham.

El próximo Batmóvil de la saga.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no