Actualidad

Una superberlina deportiva de 635 CV llamada BMW M5 CS

Acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos, alcanza los 200 km/h en 10,4 y tiene una velocidad máxima limitada electrónicamente a 305 km/h.

BMW M5 CS

El M5 CS es el BMW M más potente de la historia.

El M5 se posiciona en el mercado como uno de los mayores exponentes de las berlinas de altas prestaciones, algo que para BMW no parece suficiente. La marca alemana ha presentado una variante más extrema del modelo, el BMW M5 CS, que cuenta con una imagen más diferenciada y, sobre todo, con un rendimiento todavía mejor.

Su musculosa impronta permanece inalterada, pero tiene numerosos detalles específicos que dan aún más personalidad al modelo.

Por ejemplo, los grupos ópticos delanteros lucen una firma lumínica amarilla con evidente influencia del mundo de la competición, y el marco de la parrilla, las branquias de las aletas delanteras y las llantas están acabadas en tono Gold Bronze. Estas últimas son forjadas y tienen un diámetro de 20 pulgadas.

Además, múltiples elementos están fabricados en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), como el faldón delantero, las carcasas de los retrovisores, el alerón, el difusor trasero, la cubierta del motor y el conducto/silenciador de admisión. Por otra parte, la carrocería puede ir pintada en los colores Brands Hatch Grey, BMW Individual Frozen Brands Hatch Grey metalizado y Frozen Deep Green metalizado.

El habitáculo también luce un estilo propio, con una configuración de cuatro plazas en la que todos los ocupantes disfrutan de un asiento individual (los delanteros son del tipo M Carbon). Están tapizados en cuero merino negro (material también presente en el reposabrazos y el salpicadero) y llevan costuras de contraste en Mugello Red. A esto se suman los logotipos iluminados en los reposacabezas, el volante deportivo forrado en Alcantara y las levas de cambio de fibra de carbono.

BMW M5 CS

La abundante presencia de fibra de carbono y de CRFP ayuda a rebajar el peso del modelo en 70 kilos, pasando de los 1.970 de la versión convencional a los 1.900 kilos en el BMW M5 CS. Y esta reducción se acompaña además de una puesta a punto específica de todo el chasis.

Además de ser más ligera, la berlina es también más potente; de hecho, es el BMW M más potente de la historia. Bajo el capó monta el ya conocido motor 4.4 V8 TwinPower Turbo, pero con modificaciones para llegar hasta los 635 CV y los 750 Nm de par máximo. El bloque se combina con una caja de cambios M Steptronic de ocho marchas con Drivelogic y con la tracción integral M xDrive. La berlina, no obstante, puede funcionar como un modelo de tracción trasera en el modo 2WD.

Entre el equipamiento de serie del BMW M5 CS destacan el sistema de escape deportivo de acero inoxidable, los frenos M carbono-cerámicos y los neumáticos Pirelli P Zero Corsa de 275/35 R 20 en el eje delantero y 285/35 R 20 en el trasero.

Como resultado, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,4, alcanzando una velocidad máxima –limitada electrónicamente– de 305 km/h. Además, homologa un consumo de entre 10,9 y 11,3 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 249 a 259 g/km.

Por el momento BMW solo ha afirmado que se trata de una “edición especial limitada y exclusiva”, pero no ha hecho público el número de unidades que se fabricarán ni cuál será su precio.

BMW M5 CS

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no