Actualidad

BYD pasa de fabricar coches a mascarillas contra el Covid-19

La compañía china creó un departamento en solo dos semanas y actualmente produce cinco millones de mascarillas diarias.

BYD mascarillas coronavirus

La pandemia exige medidas contundentes y reacciones rápidas.

La pandemia del coronavirus afecta ya a gran parte del mundo, pero fue en China donde comenzó todo, motivo por el que el país asiático va por delante del resto en la toma de medidas para frenarla. Han sido varios los casos de empresarios chinos que han ofrecido su ayuda (como es el caso del presidente de Alibaba, que ha donado equipos de pruebas y mascarillas a Estados Unidos) y muchos más lo que se han puesto manos a la obra para colaborar. Un ejemplo de ello es BYD, fabricante de automóviles que ahora, además, también se dedica a producir mascarillas contra el virus.

La compañía tomó la decisión a finales del mes de enero, cuando la situación ya era grave en su país de origen con más de 28.000 afectados. Dando muestra, una vez más, de la diligencia que caracteriza a los asiáticos, se dio luz verde a la creación de una línea de producción nueva que se dedicara a fabricar las tan necesarias mascarillas de protección.

Esta tarea, complicada puesto que tenía que ser desarrollada desde cero, se hizo realidad en tan solo dos semanas, puesto que el 8 de febrero ya estaba operativa gracias al esfuerzo de 3.000 ingenieros que se dedicaron al I+D, desarrollo, procesamiento y otros aspectos del proceso de producción. En solo siete días ya estaban fabricando mascarillas y, de manera paralela, en apenas seis también hacían lo propio con los geles desinfectantes.

Desde entonces, la empresa ha construido al día entre cinco y diez nuevas máquinas, lo que ha contribuido a aumentar la capacidad de producción entre 300.000 y 500.000 unidades al día, hasta llegar a la cifra actual de cinco millones de mascarillas diarias.

Esto ha sido posible gracias a un esfuerzo titánico por parte de cientos empleados, que se alternan en turnos diurnos y nocturnos, y a que las máquinas no dejan de producir en las 24 horas. Además, BYD ha sabido reconvertir el material del que disponía, ya que según Sherry Li, directora general de la oficina del presidente de la empresa, de las 1.300 piezas que necesita una línea de producción para mascarillas, el 90% son de fabricación propia.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no