Actualidad

12 coches clásicos que cuestan bastante menos de lo que piensas

El coleccionismo de automóviles no es exclusivo de los más adinerados. También existe un mercado para aficionados con menos poder económico.

12 coches clásicos que cuestan bastante menos de lo que piensas

Classic Driver

Coleccionar es uno de los grandes placeres del ser humano. Tener algo distinto, diferente, casi único o único en su totalidad es algo que, en mayor o menor medida, nos gusta a todos. Y coleccionar coches clásicos todavía mejora las sensaciones porque poseer automóviles exclusivos siempre ha generado admiración.

Aunque algunos estudios apuntan que el coche ha dejado de ser el símbolo por excelencia del estatus social, lo cierto es que sigue atrayendo muchas miradas y despertando no pocos comentarios. Hay modelos que llaman la atención, y desde luego que entre ellos se cuentan los coches clásicos o históricos.

No es para menos. Más allá de sus virtudes y su elegancia hay modelos que se venden en el mercado por encima de los 400.000 euros. ¿Quién va a resistir la tentación de echarles una miradita? Porsches, Ferraris o Lamborghinis pueden alcanzar precios disparatados en el mercado, pero ¿son tan inaccesibles como pensamos?

A primera vista puede parecer que sí, aunque todo es susceptible de tener varias lecturas. El mercado de los coches clásicos se ha disparado durante los últimos años, haciendo que por algunas piezas se llegue a pagar hasta 38 millones de euros.

Pero este crecimiento desmesurado parece haberse frenado en 2016 por la necesidad de invertir en valores seguros en tiempos de crisis. Ya no crece tanto y hasta se empieza a hablar de burbuja, aunque las cifras indican que, de haberla, está lejos de estallar.

Un índice que mide los precios del sector, el K500, revela que los precios de los coches clásicos no han dejado de crecer desde 1994 y en algunos casos, como los Ferraris de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, se han multiplicado por 6. Está claro que algunas joyas nunca se devalúan.

Pero ¿qué ocurre lejos de la liga de los multimillonarios? ¿Existen coches al alcance del más corriente de los mortales? Por supuesto que sí, sobre todo teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, este tipo de compras responden más a cuestiones emocionales que especulativas.

No todo el mundo busca necesariamente un modelo de coche que haya conducido James Bond en Goldfinger, pero sí que les gustaría tener algún modelo que haya sido icónico en su niñez. Por eso, los deportivos de los años 80 y 90 están ahora en auge en el mercado.

Tener un coche de los que salían en las revistas de tu infancia y que tal vez estaba en el póster que adornaba las paredes de tu cuarto no es algo de ciencia ficción.

No son regalados, claro. Y la subida de precios ha afectado negativamente. Pero el mercado de clásicos sigue vivo y se pueden encontrar cosas interesantes por entre 3.000 y 10.000 euros. Deportivos de otro tiempo o coches clásicos que están en la memoria colectiva de los españoles. Es cuestión, eso sí, de buscar y echarle tiempo. Pero ese es, precisamente, el mayor encanto de ser coleccionista.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no