Actualidad

Tráfico vigila las cenas de Navidad: 25.000 controles de alcoholemia diarios

La DGT intensifica los controles hasta el 18 de diciembre e invita a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes a sumarse a la campaña.

control de alcoholemia

La Guardia Civil intensificará los controles de alcohol y drogas.

La Dirección General de Tráfico eleva la alerta durante los últimos días del año. Hasta el 18 de diciembre, la DGT pone en marcha su habitual “campaña de concienciación sobre el riesgo que supone el consumo de sustancias psicoactivas y la conducción”. Estas palabras se traducen una notable intensificación de los controles de alcoholemia y consumo de drogas: se realizarán más de 25.000 pruebas diarias en las carreteras para vigilar las consecuencias de las comidas y cenas navideñas.

Con el objetivo de que la campaña se generalice también en las vías urbanas, Tráfico ha invitado a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos.

Así se pretende, según el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, “concienciar a los ciudadanos de que no solo el alcohol y la conducción es un binomio peligroso, sino que también las drogas y la conducción suelen ser en numerosas ocasiones sinónimos de muerte”.

La campaña pondrá especial énfasis en detectar a los colectivos policonsumidores,  aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol y/o drogas.

En este sentido, los dato resultan preocupantes. El estudio de prevalencia del consumo de alcohol y drogas ilegales (EDAP) realizado por la DGT en 2015, constató que, de las 2.774 pruebas realizadas a conductores seleccionados aleatoriamente, un 10% de los conductores presentaron consumos recientes de drogas (con o sin la presencia de alcohol) y un 8% consumo reciente de drogas sin haberse constatado la presencia del alcohol.

Respecto a las pruebas de alcoholemia realizadas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil a conductores en 2015, el 1,4% de dichos conductores dieron positivo en controles preventivos; por otra parte, hubo un 0,8% de positivos en pruebas realizadas como consecuencia de infracción y un 4,5% de positivos en pruebas realizadas tras estar implicado en un accidente.

La relación entre los accidentes y la presencia de drogas es todavía más evidente. Según datos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que la DGT recoge en su página web, en 2015 se realizaron 3.496 pruebas de control de drogas después de un accidente: el 20,7% resultaron positivas. Y de los 3.241 conductores analizados tras cometer una infracción, el 57,7% dieron positivo.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no