Actualidad

Las cuatro sillitas infantiles que no deberías comprar

El RACE publica su análisis de sistemas de retención infantil para el automóvil, con uno claramente vencedor en los ensayos.

Sillita

La seguridad de los más pequeños debe ser siempre prioritaria. / Volvo

Desde hace tres lustros, el Real Automóvil Club de España (RACE) publica un informe realizado por clubes automovilísticos y organizadores de consumidores de Europa y otros continentes sobre los sistemas de retención infantil para el automóvil. Pretenden así ofrecer una guía fiable y detallada a todos aquéllos interesados en la compra de una sillita infantil de coche, que por primera vez este año comparten calificación de una (producto deficiente) a cinco estrellas (muy buena calidad) con las pruebas de seguridad Euro NCAP.

En la edición 2019 de este informe, sólo una de las 35 sillas para niños analizadas alcanzó la máxima puntuación posible. Se trata de la Bebé Confort Jade + 3wayFix, destinada a niños de entre 40 y 70 centímetros de altura y un peso máximo de 9 kilos. La valoración final se debe a las cinco estrellas en seguridad y ausencia de sustancias perjudiciales, quedándose en cuatro estrellas en lo referente a facilidad de uso y ergonomía.

Del total de dispositivos analizados, 24 lograron cuatro estrellas como valoración general, tres se quedaron en tres y otras tantas sumaron dos. Lo más preocupante, sin embargo, es que cuatro sistemas de retención sólo alcanzaron la puntuación mínima de una estrella, por lo que resultan desaconsejables por sus deficiencias para la protección de los más pequeños en el automóvil.

Se trata de los modelos Babystyle Oyster Carapace Infant + Duofix i-Size Base, Chicco Oasys i-Size Bebecare + i-Size Base, Giordani Galaxy 012 y Maxi-Cosi TobiFix. Dependiendo de los casos, presentaron deficiencias como que se soltaron de la base de anclaje Isofix en un impacto frontal, el arnés se desprendió por completo en este mismo tipo de colisiones o se apreciaron sustancias tóxicas en la composición de los materiales de las sillas.

Sillitas

Al hilo de la presentación de este informe, el RACE ofrece una serie de consejos básicos que debe tener en consideración los compradores y usuarios de una de estas sillas infantiles para coche:

  • El asiento para niños debe poder instalarse de forma estable y ajustada en el vehículo, especialmente en los más antiguos. Por ejemplo, los anclajes largos de los cinturones de seguridad pueden llevar a que el asiento no pueda sujetarse de manera estable con el cinturón.
  • Para garantizar una retención óptima, hay que prestar atención a que los cinturones estén lo más tensos posibles y sin arrugas.
  • Hay que tener especial cuidado con los portabebés: debe comprobarse si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente como para abrochar con seguridad el asiento. Si el recorrido del cinturón es demasiado corto para un portabebé, puede ser necesario montar una base Isofix en el coche para fijar la sillita portabebés.
  • Con el elevador con respaldo puede suceder que el cinturón no se recoja automáticamente cuando el niño se inclina hacia delante. Si este es el caso, se debe probar un asiento para niños diferente, en el que la posición de la guía del cinturón de hombro se ajuste mejor a la geometría del cinturón del coche.
  • Los modelos de asiento para niños con homologación semiuniversal (por ejemplo, todos los asientos para niños con pie de apoyo) no se pueden instalar en todos los coches. Estos productos incluyen una lista de modelos de coche en la que se puede comprobar si son compatibles.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no