Actualidad

Cuidado con lo que te dice tu navegador a partir del 6 de abril

En esa fecha se restablecerá el calendario de los dispositivos GPS de cierta antigüedad, afectando a los cálculos relacionados con el tiempo.

GPS

El navegador GPS es una herramienta muy útil durante la conducción. / TomTom

Los navegadores GPS se enfrentarán a una suerte de ‘efecto 2000’ particular el próximo 6 de abril. En esa fecha, su sistema de calendario y hora se reiniciará poniéndose a cero, lo que puede afectar a los dispositivos más antiguos, tanto los autónomos como los instalados de serie en cualquier vehículo. De ese modo, los cálculos que se realicen durante la navegación sobre la hora estimada de llegada se basarán en datos erróneos, por lo que su resultado tampoco será acertado.

Los datos incorrectos se utilizan también en otros parámetros como la hora de la salida y puesta del sol y otras funciones que dependen de la fecha y la hora. Aunque no afectan a la precisión del posicionamiento y la planificación de las rutas, los usuarios que dispongan de uno de estos GPS deberán tener en cuenta esta circunstancia y permanecer atentos a posibles deficiencias en el funcionamiento de sus equipos de navegación.

El fenómeno se produce porque en 1980, cuando los GPS comenzaron a manejar esta información temporal, sólo eran capaces de contabilizar un máximo de 1.024 semanas, unos 19,7 años. En agosto de 1999 ya se produjo el primer reinicio del GPS WNRO (Week Numer Rollover) y el siguiente será este próximo 6 de abril, una circunstancia que puede provocar una mala comunicación entre los satélites y los procesadores del dispositivo, perdiendo así la precisión de ciertas funciones.

Según TomTom, una de las empresas líderes del sector tanto entre particulares como proveedor de fabricantes, el problema afectará a un número pequeño de unidades con más de ocho años de antigüedad, para los que no existe solución alguna (aunque la marca ofrece una campaña de renovación de estos dispositivos con descuentos de hasta el 30%). Otros equipos más modernos deberán actualizar su ‘software’ de forma gratuita a través de Internet para continuar funcionando con normalidad, mientras que los comercializados en los últimos tres años no deben tener problema para gestionar por sí solos este cambio del GPS WNRO.

Garmin, otra de las compañías de referencia en dispositivos de navegación, comparte este optimismo sobre que los equipos afectados en su gama serán realmente escasos, ya que durante años se han preparado para el hecho que ahora se avecina. Pruebas internas confirman que la gran mayoría de sus dispositivos que están en funcionamiento manejarán la incidencia sin que el usuario se vea afectado por la misma.

gps

Un GPS montado en una motocicleta. / Garmin

Ambas empresas, en todo caso, han habilitado una asistencia específica para la ocasión, a la que los usuarios pueden acudir en caso de duda sobre la operatividad de sus dispositivos. En el caso de TomTom se trata de una web en la que, introduciendo el número de serie del equipo, se puede conocer de qué modo se ve afectado y encontrar una solución para su actualización e incluso renovación; Garmin aconseja acudir a su centro de atención al cliente para despejar dudas, desde donde recibirán indicaciones en el caso poco probable de necesitar algún tipo de intervención sobre el GPS.

Más delicada puede ser la situación para quienes en su momento se decantaron por marcas menos reconocidas, con tecnología no tan avanzada y con un servicio de posventa de menor calidad o inexistente. También pueden surgir complicaciones para los usuarios de navegadores montados de serie en coches (en motos son minoría) con una antigüedad media o alta, que precisarán de la mencionada actualización e incluso perderán todas las funcionalidades relacionadas con la gestión del tiempo si no admiten esta puesta al día.

Los usuarios de aplicaciones móviles de navegación no precisan de actualizaciones específicas puesto que se realizan de forma automática siempre que es preciso y su software está perfectamente adaptado a este escenario. Por el contrario, los especialistas del sector recomiendan a todos los usuarios que aprecien cualquier tipo de irregularidad en su GPS que acudan al fabricante del dispositivo o del vehículo para aclarar de qué modo se ven afectados.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no