Por qué una patata desempaña el parabrisas mejor que cualquier antivaho

Ahora que llega el frío necesitas arena para gatos, crema de afeitar o una pastilla de jabón: remedios caseros para luchar contra el vaho en el parabrisas.

Por qué una patata desempaña el parabrisas mejor que cualquier antivaho

El problema del vaho en los cristales tiene soluciones eficaces y económicas.

La humedad es una gran enemiga de la conducción. La dichosa condensación se forma cuando menos lo esperamos y no nos permite ver adecuadamente. Por supuesto que en el mercado existen productos específicos para desempañar los cristales del coche, pero ya sabes que a nosotros nos gusta usar todas esas cosas sencillas que podemos encontrar en nuestra propia casa.

Una patata

Resulta que media patata, bien frotada por el cristal (desde el interior) y quitando después los restos con un trapo húmedo, es uno de los mejores métodos para que el agua resbale. Esto es debido a que el almidón que contiene repele la humedad.

Como dato curioso, fue un método muy utilizado antaño en los rallies. La patata también es muy buena para aplicarla en el exterior de los cristales y aumentar la visibilidad en caso de lluvia.

Crema de afeitar

Te parecerá raro, pero funciona igual de bien que cualquier líquido antivaho que vendan en la tienda. Basta con aplicar la espuma, frotarla bien con un trapo hasta que desaparezcan los restos y tendrás el cristal preparado para pelear contra la condensación.

Un calcetín y arena para gatos

El silicato que compone la arena para que los gatos hagan pipí es un gran absorbente de la humedad y nos puede ayudar a desempañar el coche. Basta con rellenar un par de calcetines de algodón con esta arena y ponerlo en lugares poco visibles: bajo los asientos, en la guantera, en el maletero… No seas impaciente, porque tarda uno o dos días en ayudarte a desempañar los cristales.

Champú

Y si es para niños, mejor. Se trata de un método que utilizan los buceadores para evitar que se les empañen las gafas en plena inmersión. La aplicación es similar a la de la crema de afeitar, pero procuraremos frotar bien sin usar nada de agua para no dejar reflejos o chorretones.

Una pastilla de jabón

Hablamos del jabón en barra o pastilla que usaban nuestras abuelas para lavar, el de toda la vida. Hay que rayar un poco de este jabón en un cubo con agua y aplicarlo con un trapo bien escurrido. Después pasaremos un trapo seco hasta dejar los cristales bien transparentes. Sirve tanto para usarlo en la parte interior como en la exterior.

Pasta de dientes

De nuevo nuestra querida pasta de dientes va a servirnos para cuidar el vehículo. Aplicamos bien la pasta haciendo una película muy delgada, la pulimos bien y después quitamos los restos con un trapo húmedo. Al final se pasa un trapo seco para dejarlo impecable.

Otros productos

Hay otros métodos que pueden servirnos para reducir la condensación del coche, pero no son tan eficaces como los anteriores.

Jabón lavaplatos de cocina. Con él se embadurna el cristal, pero no se moja con agua. Después, con un trapo de microfibra se limpia hasta que desaparezcan los restos de jabón para que no queden marcas.

Líquido de enjuague bucal. Menos eficaz, pero al llevar alcohol algo ayuda a desempañar. Quizás para algún caso extremo.

Cebolla y aguacate. Siguen, en parte, los pasos de la patata, pero su efecto es significativamente menor. Y teniendo en cuenta que la cebolla huele y hacer llorar y que el aguacate es muy grasiento, mejor optar por la patata.

Líquido antivaho casero. Una buena receta es mezclar dos partes de agua y una de vinagre blanco. Después es recomendable aplicarlo a los vidrios con un papel de periódico.