8 cosas que te interesa saber sobre el cinturón de seguridad

Más de una de ellas tiene que ver con tu bolsillo: la DGT cada vez está más atenta a tus movimientos.

8 cosas que te interesa saber sobre el cinturón de seguridad

Un gesto que salva vidas y ahorra sanciones.

No hay un elemento en el coche que nos proteja de manera tan obvia como este: en su nombre deja clara su misión. Cinturón de seguridad. Un accesorio que no se puede disociar de los vehículos actuales, pero que no siempre ha estado allí. Un dispositivo del que algunos, aunque parezca mentira, todavía se olvidan.

1. Orígenes

El cinturón de seguridad empezó a utilizarse en los aviones en los años treinta y fue Ford la primera marca que lo instaló en sus coches. Fue en 1956 y los cinturones eran de dos puntos. Tres años después, un ingeniero de Volvo creó el cinturón de tres puntos, que se generalizó en los turismos cuando la marca liberó la patente. En España son obligatorios desde 1974 (los delanteros) y desde 1992 (traseros).

2. Las ventajas

El cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de colisión, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Cuando se produce un impacto seco, todo aquello que va suelto en el interior del habitáculo sale disparado a la misma velocidad a la que iba el vehículos. A 50 km/h, una persona de 70 kilos tendrá una fuerza de impacto de más de 3.500 kilos.

3. Pero no nos damos por enterados

A pesar de que las ventajas de su uso, todavía hay un 12% de conductores y pasajeros que no utilizan el cinturón de seguridad. De hecho, desde que se instauró el carné por puntos, se trata de la segunda sanción más habitual (11%). En la última campaña de la DGT, del 3 al 9 de octubre, 1.500 personas fueron multadas por no llevar el cinturón.

4. La sanción

Aparte del peligro para la vida, circular sin cinturón de seguridad o colocárselo en marcha es infracción grave: significa exponerse a una multa de 200 euros y a perder tres puntos. Los reincidentes, además de otros tres puntos, pagan 260 euros.

5. Casi 300 cámaras

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña de vigilancia intensiva del uso del cinturón de seguridad. Para ello ha instalado casi 300 cámaras capaces de detectar si los ocupantes de los coches llevan el cinturón.

El 60% de las cámaras están instaladas en carreteras convencionales (donde se producen la mayoría de los accidentes, especialmente los mortales), y el 40% restante en vías de alta ocupación. Esta es la ubicación exacta.

6. Cuidado en la ITV

El cinturón de seguridad también lo vigilan en la ITV, y llevarlo en mal estado se considera falta grave. Si no se bloquea ante un tirón brusco o no se enrolla correctamente, no podrás superar la prueba.

7. Cómo se pone

El cinturón se pone en unos segundos y puede salvarte la vida. Pero debes ponértelo correctamente. En primer lugar, sin dobleces y bien ceñido para que de verdad te sujete el cuerpo (justo lo contrario que ocurre si llevas prendas muy voluminosas).

Por arriba, la cinta debe estar situada entre el cuello y el hombro y debe situarse en el centro del pecho. La parte inferior ha de apoyarse sobre las caderas, por debajo del abdomen. Si se coloca sobre él, puede producir daños internos o causar el efecto submarino (que el cuerpo se deslice bajo el cinturón).

8. Las excepciones

No todo el mundo está obligado a llevar el cinturón. Por ejemplo, no lo están las personas provistas de un certificado de exención por razones médicas graves o discapacitadas. Tampoco los taxistas ni los niños menores de 1,35 m que viajen en taxi en ciudad (siempre que vayan en los asientos traseros). Las embarazadas, sin embargo, sí están obligadas a ponérselo.