Actualidad

El nuevo VW Golf VII es más barato que el anterior

El nuevo VW Golf VII es más barato que el anterior

El nuevo VW Golf ya tiene precios. A pesar de las mejoras de calidad y equipamiento que aporta la séptima generación, las tarifas son más asequibles que las del modelo al que sustituye. Así, la versión básica de gasolina, 1.2 TSi de 105 CV con cambio manual de seis velocidades, se vende desde 18.320 euros, frente a los 19.490 que costaba la variante equivalente del modelo anterior. Y el turbodiésel más barato, 1.6 TDi de 105 CV, está disponible desde 20.910 (21.070 antes). Todo esto sin tener en cuenta las rebajas que se le aplican durante la vigencia del Plan PIVE.

Estos precios corresponden a la carrocería de tres puertas y la de cinco puertas tiene un sobreprecio de 615 euros. Los concesionarios de la marca alemana admitirán pedidos desde el 15 de octubre y las primeras unidades se entregarán a partir del 15 de noviembre.




Es la séptima generación del compacto familiar más vendido de todos los tiempos



El nuevo Golf supone la séptima generación del familiar compacto más vendido de todos los tiempos, con 29 millones de unidades desde su lanzamiento en 1974. La última entrega de la saga presenta una imagen muy continuista, tanto por fuera como por dentro, aunque ofrece más espacio interior, sobre todo para las piernas en las plazas traseras. Pero lo cambios estéticos son tan discretos que cuesta distinguir al Golf VII de sus antecesores.

 Aparte de estas novadades, el nuevo Golf muestra avances en todos los aspectos y en particular es mucho más eficiente al aprovechar el combustible. Así, se ha reducido el peso entre 50 y 100 kilos según las versiones, lo que supone 0,3 litros menos de consumo medio; todo la gama incluye el sistema Start&stop, que puede ahorrar hasta otro 7% en tráfico urbano denso; se ha optimizado también la aerodinámica, que ahora muestra un CX de solo 0.29.




Consume un 23% menos y sus emisiones de CO2 son 13,9% inferiores



Y por último se han afinado todos los motores introduciendo el nuevo sistema ACT en el 1.4 de gasolina, que desconecta dos cilindros cuando se circula a medio gas y no se necesita toda la potencia. El resultado es una reducción de hasta el 23% en el consumo y unas emisiones de CO2 un 13,9% inferiores.

Todas estas mejoras y avances se aprecian mucho mejor cuando se conduce, porque ofrece un comportamiento impecable y un equilibrio sorprendente entre estabilidad, confort y refinamiento de marcha. Así, tiene un tacto preciso y exquisito en los mandos y ofrece una conducción ágil y segura que se disfruta, porque es uno de esos coches que hacen sentirse desde el primer momento como si se hubieran conducido toda la vida.






La otra gran aportación del Golf VII es el equipo de serie. Así, toda la gama incluye siete airbags (uno de rodilla para el conductor), ABS y un control de estabilidad ESP a la última. Pero añade dispositivos suplementarios, como un diferencial electrónico XDS que mejora la estabilidad, sensores de presión de las ruedas y un sistema anticolisión que detecta cuando el coche recibe un impacto por detrás y frena a fondo para evitar que salga despedido por el impacto y siga golpeando a otros vehículos.

Además, se puede equipar con otras tecnologías muy avanzadas a precios asequibles. Entre ellas destaca el radar antichoque ACC, que cuesta solo 320 euros, cuando hasta hace poco solo estaba disponible en los modelos altos de gama y a precios prohibitivos, por encima de los 1.500 euros. El ACC mantiene la distancia de seguridad con el coche de delante y avisa al conductor cuando detecta riesgo de colisión con el coche de delante. Y si éste no reacciona, frena automáticamente para evitar el accidente.

El nuevo Golf se lanza con cinco motores, disponibles en tres acabados, Edition, Advance y Sport. La gama incluye tres motores de gasolina, el más básico, un 1.2 TSi de 105 CV (desde 18.320) y dos 1.4 TSi de 122 CV (21.580) y 140 CV (23.320). Además, hay dos turbodiésel, el 1.6 TDi de 105 CV (20.910) y el 2.0 TDi, que pasa de 140 a 150 CV (24.150). Todos llevan cambio manual de seis velocidades, salvo el 1.6 TDi, que tiene cinco.








Sistemas de seguridad.




Además, los motores de gasolina se ofrecen también con el automático secuencial DSG de siete velocidades: 19.940 en el 1.2 TSi y 22.410 en el 1.4 TSi. Los dos TDi se pueden pedir con el DSG de seis marchas: a partir de 22.640 en el 1.6 TDi y desde 25.790 en el 2.0 TDi. Por lo demás, el acabado base Edition incluye ya siete airbags (uno de rodilla para el conductor), ABS, control de estabilidad ESP, aire acondicionado, Start&stop, ordenador de viaje, radioCD, llantas de aleación de 15 pulgadas y pantalla TFT en color. El Advance añade climatizador, detector de fatiga, control de velocidad, sensores de aparcamiento delante y atrás, conexión bluetooth y otros detalles. Y el Sport incluye llantas de 17 pulgadas, suspensión deportiva, faros de Xenon y asientos mixtos de ante y tela.

La gama se completará a lo largo de 2013 con las versiones GTi de 220 CV (primavera), Blue Motion 1.6 TDi de 105 CV (junio), con un consumo de solo 3.2 litros (85 g/km de CO2) y a final de año la versión eléctrica Golf E-Motion. A mediados de 2014 tendrá una variante híbrida enchufable (PHEV).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no