Actualidad

Entrevistamos a los protagonistas de ‘Joyas sobre Ruedas’

Mike y Edd nos hablan sobre el programa, como empezaron, su éxito, sus experiencias y como reinventarse para seguir siendo interesantes después de 11 años.

Entrevistamos a los protagonistas de ‘Joyas sobre Ruedas’

El pasado jueves 26 de junio tuvimos la oportunidad de sentarnos a charlar con Mike Brewer y Edd China, protagonistas de ‘Joyas sobre Ruedas’ (Wheeler Dealers en la versión original), en la zona Garage de MULAFEST. Repasamos los inicios, las expectativas y el impacto que ha tenido su programa en todo el mundo.

Mario Herráez: Empecemos por el principio, o concretamente por antes del principio. ¿Qué estaban haciendo justo antes del inicio del programa?

Mike Brewer: Bueno, yo estaba haciendo otro programa de televisión muy similar a ‘Joyas sobre ruedas’, en el que buscaba gente que quería hacer compraventa de coches, y a la vez trabajaba en otro programa en el que analizábamos los nuevos lanzamientos del mercado. Sin embargo lo que yo soy es un comerciante de vehículos, es lo que he hecho toda mi vida y es lo que me permitió acabar como presentador en ‘Joyas sobre Ruedas’.

Edd China: Yo obtuve un grado en diseño y utilice mis habilidades para crear todo tipo de vehículos con motor extraños. Tenía una compañía que hacía coches para publicidad, los hacíamos con forma de sofá, de cama de baño…y eso fue lo que me llevó a participar en ‘Panic Mechanic’ de la BBC.

MH: ¿Cómo les llegó la idea de hacer ‘Joyas sobre Ruedas’?

MB: Discovery Channel se había puesto en contacto conmigo para hacer un programa de corte similar al que ya estaba grabando, pero querían que lo hiciera junto a un mecánico. Yo no conocía a Edd en persona, pero si sabía quién era y que hacía, aunque antes de llamarle a él hicimos pruebas de cámara con otro tío, pero no funcionó. Así que el equipo llegó a la conclusión de que teníamos que fichar a Edd China, conseguimos que hiciera la prueba y desde entonces hemos trabajado juntos cada semana.

EC: Yo estuve a punto de no aceptar el trabajo. En aquella época estaba realmente ocupado, estábamos construyendo un carrito de la compra gigante de unos tres metros y medio de alto, pero dio la casualidad de que una de las piezas que tenía que comprar para el proyecto estaba muy cerca del lugar en el que querían que grabase la prueba en vídeo, así que pensé “por probar”. Dos semanas después me llamaron porque quería que me reuniera con Mike para empezar a grabar el programa.

En principio ninguno creyó que fuera a durar mucho, trabajamos dos o tres meses ello. Después el año siguiente resultó que repetíamos y ahora, después de 11 o 12 años, los que sean, seguimos en el programa.

MH: ¿En algún momento pensaron que el programa podría tener tanto éxito?

MB: Puede parecer que estoy de broma, pero sí, lo esperaba [Edd se ríe]. Se lo duro que trabajamos los dos para hacer del programa un éxito, ya no solo delante de la pantalla, si no también cuando estamos fuera de ella: redes sociales, reuniones con fans, eventos como este… Estamos constantemente intentando generar interés hacia nuestro programa, y cuando trabajas tan duro como nosotros, unas 16 o 17 horas diarias, durante tanto tiempo, algo tiene que pasar, algo como el éxito. Así que sí, siempre he sabido que íbamos a triunfar porque trabajamos demasiado duro como para no conseguirlo.

EC: si lo piensas con detenimiento, empezamos hace mucho tiempo en un canal pequeño de Discovery y no teníamos mucha audiencia, pero si parecía claro que los que nos veían estaban muy contentos de poder vernos. Además, creo que hemos sido afortunados porque de alguna manera hemos causado esta nueva ola de interés por los coches clásicos. Supongo que hemos tenido la suerte de estar en el lugar y el momento adecuado, y damos las gracias por ello.

MH: Son ya 11 años grabando ‘Joyas sobre Ruedas’, ¿tienen pensando el momento en que dejarán de hacer el programa?

EC: [Risas] Sabes, es divertido, lo pensamos cuando terminamos cada año. La parte difícil del programa es que cada trabajo que hacemos, queremos que sea algo distinto para la audiencia. Incluso aunque sea sobre una misma pieza, frenos por ejemplo, queremos darle un enfoque diferente y ten en cuenta que después de 400 programas comienza a ser un poco complicado: no hay tantas cosas para reparar en un coche. Da un poco de miedo porque pensamos: “¿Qué podemos hacer que mantenga el interés del show?”.

Lo bueno es que continuamente conocemos gente que prueba cosas nuevas en los coches, que investiga nuevas tecnologías para los vehículos… y creemos que ahora una parte de nuestro trabajo es transmitir esos nuevos conocimientos a la audiencia. Hará unos cinco años llegó un momento en que pensamos: “Qué vamos a hacer ahora? Este va a ser nuestro último programa”, pero al final, de alguna manera, conseguimos encontrar una nueva combinación que es mejor que las anteriores. También hay que darle las gracias al excelente equipo que nos apoya.

Creo que es algo muy interesante, porque todo el mundo tiene un mal día en el que cree “no voy a poder hacerlo”, pero al final eres consciente de que merece la pena.

MH: Han hablado sobre innovar y mantener el ritmo y el interés del programa. Una de las maneras en las que lo han conseguido es con el spin-off ‘Joyas sobre ruedas por el mundo’ en el que Mike Brewer va a un país con una determinada cantidad de dinero y se dedica a negociar y reparar vehículos para conseguir un buen coche al final. ¿Cuáles han sido su mejor y su peor experiencia grabando este programa?

MB: Creo que el peor lugar ha sido India, el primer país en el que grabamos. Es un lugar hermoso y su gente encantadora, pero es tan desafiante… Quiero decirlo de una manera correcta para que nadie se enfade, hay tal cantidad de pobreza que la acabas obviando, no te das cuenta. La cosa está tan mal que tu cerebro no puede con ello y desconectas, y me sentí muy mal por ello.

Además, cuando estuvimos filmando había una temperatura extremadamente alta con un 95% de humedad. Todo lo que comíamos, no tardaba en salir de nuestro cuerpo [Edd se ríe]. Nunca he estado tan enfermo, ni he tenido tanto calor ni lo he pasado tan mal un programa de televisión. A pesar de ello, la gente nos ayudó mucho, conseguimos buenos coches y pudimos contar una historia interesante.

Sobre el mejor lugar del mundo para comprar un coche, sin duda es Norteamérica. Y la razón es, dejando a un lado los increíbles coches que tienen, que son muy directos hablando con la gente. No es como los italianos, los españoles o nosotros los ingleses, que solemos irnos por las ramas y dar rodeos; los americanos son claros y concisos: “¿Quieres comprarlo o no? ¿Esta cantidad o no?”. Hace que sea un lugar muy bueno para hacer negocios.

Hasta aquí la primera parte de la entrevista, aquí podéis ver la segunda parte, en la que Edd nos cuenta las peores averías que ha tenido que afrontar, cuando hay que saber decirle adiós a nuestro coche y mucho más.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no