Actualidad

El nuevo Ford Fiesta llega en cuatro sabores

La marca diversifica la séptima generación del compacto con cuatro versiones bien diferenciadas: Titanium, Vignale, ST-Line y Active.

Ford Fiesta

Cuatro personalidades bien diferenciadas para el compacto.

Ford afronta 2017 cargado de novedades (que ya iremos desgranando) y, entre todas las presentadas en su evento ‘Go Further’, celebrado en Colonia, destaca el anuncio de una nueva generación del Ford Fiesta.

Lo más llamativo es que la gama del compacto se diversifica en cuatro ramas: Titanium, Vignale, ST-Line y Active. Lo que otrora calificábamos como niveles de acabado, ahora busca una mayor diferenciación, convirtiéndose casi en cuatro variantes del modelo.

boton_probarEl Titanium es el modelo base, en el que se pueden apreciar las novedades estéticas de la nueva generación del Ford Fiesta sin aditivos. Nos encontramos con un coche 71 mm más largo y 12 mm más ancho, que luce una parrilla algo más pequeña y que rebaja algo su posición, custodiada por unos faros que invierten su forma, dejando la parte afilada para la zona delantera. En el lateral, la superficie acristalada es mayor y avanza hasta adentrarse en el pilar A, y en el zaga los pilotos recuperan una distribución horizontal que hace tiempo que no se veía en el compacto.

El Vignale, como en el resto de la gama de la marca del óvalo, es la versión premium del modelo. Queda claro con la presencia de numerosos elementos cromados como los marcos antiniebla, la parrilla (con un entramado propio) o las llantas exclusivas.

El ST-Line continúa la línea de la generación previa, apostando por la deportividad con unos paragolpes específicos, la parrilla oscurecida y un pequeño alerón trasero.

La mayor novedad del nuevo Ford Fiesta es la incorporación del Fiesta Active, una versión de corte SUV que adopta las características del segmento de moda: protecciones de plástico negro para bajos y pasos de rueda, placas de aluminio en morro, zaga y laterales; y barras en el techo.

En el habitáculo se aprecia un nuevo salpicadero más limpio en el que Ford afirma haber reducido la botonería a la mitad, en gran parte debido a su reubicación como controles táctiles en la pantalla de la consola central, que puede ser de 6,5 o de ocho pulgadas. En ambos casos sirve de soporte para el sistema de infoentretenimiento SYNC 3, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y que permite utilizar controles por comandos de voz.

La oferta mecánica del Ford Fiesta será bastante amplia, pero destaca sobre todos los motores el gasolina 1.0 EcoBoost (disponible en 100, 125 y 140 CV) que tendrá un sistema de desactivación de cilindros por el que apagará uno de los tres con los que cuenta.

El resto de propulsores incluye un gasolina 1.1 de 70 y 85 CV, y un diésel 1.5 TDCi con 85 o 120 CV de potencia.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no