No hay duda de que Seat es el gran fabricante de automóviles en España, pero eso no quita que haya empresas más pequeñas, algunas de ellas casi artesanales, que se dediquen al mundo del motor y a dar a luz modelos de lo más exclusivos. DSD Design & Motorsport es una de ellas y su último proyecto es Golem.

El gran SUV, que a todas luces es un todoterreno de pura cepa, es el segundo proyecto de gran importancia de la compañía, después de que en las 24 Horas de Le Mans del año pasado mostrara el Bóreas, un hiperdeportivo híbrido.

Para el Golem, la marca española ha unido fuerzas con los estudiantes del Máster en Styling y Diseño de Concepto en el Automóvil de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Por el momento solo es un prototipo, pero no tardará en aparecer la versión de producción: llegará en diciembre presentará cambios respecto al concept.

SUV Golem

Y visto lo visto, se agradece. Sus grandes dimensiones, con 5.300 mm de longitud, 2.050 mm de anchura y 1.700 mm de altura, hacen que tenga una imagen imponente, pero es su diseño lo que destila agresividad. Todo el conjunto presenta formas angulosas, el frontal es muy limpio y coloca los grupos ópticos muy abiertos, los pasos de rueda están muy ensanchados y la zaga destaca por una caja que lo asemeja a una pick-up.

El modelo de producción montará un poderoso motor V8 de 700 CV de potencia que irá unido a una caja de cambios  automática de ocho relaciones y a un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas.

También se ha dado a conocer que será bastante exclusivo, con una producción prevista de solo 30 unidades.