Actualidad

Hibridación total para el nuevo Hyundai Tucson

La cuarta entrega del SUV compacto superventas ofrece motores híbridos ligeros, híbridos completos y hasta híbridos enchufables, además de lo último en seguridad y multimedia.

Hyundai Tucson

El Tucson se convierte en un modelo de referencia en materia de hibridación.

Una tecnología para cada necesidad. El nuevo Tucson, la cuarta entrega del SUV superventas de Hyundai, ofrece tres tipos de hibridación -ligera, completa y enchufable- que permite reducir los consumos y emisiones, y acceder a las etiquetas Eco y Cero de la DGT. Pero su apuesta por la tecnología y el respeto al medio ambiente no termina ahí, sino que se desarrolla en 360 grados. Así, junto a sus eficientes motores con apoyo eléctrico ofrece también lo último en seguridad, con innovaciones como el airbag central delantero y una abultada lista de eficaces asistentes a la conducción, y suma asimismo un interior completamente digitalizado, que aporta casi las mismas funciones que un smartphone o una tableta.

El Tucson fue uno de los primeros SUV compactos del mercado, se lanzó en 2004 y, generación tras generación, ha conseguido colocarse siempre entre los modelos más vendidos en todo el mundo, tanto en Europa como en EE UU y Asia. Pero esta cuarta entrega supera a todas las anteriores, y viste además sus nuevos contenidos con un diseño rompedor que le confiere un estilo sofisticado, técnico y de gran personalidad, y hace que destaque sobre sus competidores.

Motores electrificados: híbridos ligeros, híbridos e híbridos enchufables

Tres opciones y un denominador común: la hibridación es la receta ideal para poder ofrecer el mejor equilibrio entre ecología, placer de conducción, rendimiento y precio. El nuevo Hyundai Tucson ofrece el apoyo eléctrico en todos sus motores y, a diferencia de la competencia, permite asociar el avance incluso a los motores diésel, que de esta forma refuerzan su eficiencia y se muestran imbatibles por su menor consumo.

El primer paso es la hibridación ligera o Mild-hybrid, que suma un sistema eléctrico de 48 voltios al de 12 tradicional, al que se conectan un pequeño motor eléctrico y una batería de apoyo. Y así, puede ofrecer funciones como la recuperación de energía en las desaceleraciones y frenadas, y la potencia eléctrica suplementaria en las aceleraciones. Esta opción está disponible en los motores 1.6 TGDI de gasolina (150 y 180 CV) y también en los 1.6 CRDI de gasóleo (115 y 136 CV). Se asocia a la etiqueta Eco de Tráfico y proporciona ya consumos bajos: desde solo 5,3 litros cada 100 kilómetros en los propulsores de gasolina (ciclo de homologación WLTP), y desde apenas 5,3 litros en los diésel.

Los cuatro motores se pueden elegir con transmisión manual de seis velocidades o automática DCT de doble embrague y siete marchas, y los dos más potentes de cada combustible, también con un sistema de tracción total o 4×4.

La versión híbrida completa o HEV va más allá y combina el motor 1-6 TGDI de 180 CV con otro eléctrico de 60 CV y una batería mayor, de 1,49 kWh. Suma 230 CV, viene de serie con cambio automático de seis marchas y recibe también el distintivo ambiental Eco. Pero, a pesar de su mayor potencia, el apoyo eléctrico también es mayor y logra reducir el consumo a 5,6 litros cada 100 kilómetros (WLTP).

Hyundai Tucson

Y eso no es todo, puesto que a mediados de 2021 la gama crecerá con la variante híbrida enchufable o PHEV de 265 CV, que permitirá circular en modo completamente eléctrico, sin emisiones, durante unos 50 kilómetros. Y así, reducirá el consumo a unos dos litros en los primeros 100 recorridos y contará con el emblema Cero de la DGT, que, entre otras ventajas, autoriza a estacionar gratis en la vía pública y garantiza el acceso al centro urbano aunque se cierre por episodios de alta contaminación.

Como señala Michael Cole, presidente y consejero delegado de Hyundai Motor Europe, “Hyundai es la marca con la gama más amplia de sistemas de propulsión electrificados, que van desde híbridos ligeros, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos de baterías hasta variantes eléctricas de pila de combustible [hidrógeno]. Con la introducción del nuevo Tucson, era clave expandir la electrificación a nuestro SUV más vendido a nivel mundial. Este lanzamiento marca un nuevo hito para Hyundai, ya que ahora ofrecemos versiones electrificadas en toda nuestra gama de SUV”.

Un interior digital con las mismas funciones del móvil

La tecnología digital está transformando los vehículos, convirtiéndolos en una extensión de los dispositivos móviles que manejamos todos los días. El nuevo Tucson recoge estas premisas y reúne un cuadro de instrumentos digital que facilita la lectura de la información frente a los analógicos, conectividad con Android Auto y Apple CarPlay de serie, la posibilidad de optar por dos pantallas táctiles, una de tamaño normal y otra más grande, navegador y hasta una superficie de carga inalámbrica que permite recargar el móvil evitando el engorro de los cables. Además, los servicios Bluelink en línea, posibles gracias a la conexión a Internet y al módem y la tarjeta SIM integrados en el coche, facilitan información a tiempo real del estado del tráfico y la meteorología, y permiten añadir también funciones al control por voz: se puede decir al coche, por ejemplo, que suba o baje la temperatura del climatizador.

Hyundai Tucson

20 elementos de seguridad para una protección integral

Hyundai ha puesto especial atención a la seguridad en el nuevo Tucson, que incorpora de serie en todos sus acabados el Smart Sense, un compendio de sistemas de protección que suma cerca de 20 asistentes y elementos de ayuda a la conducción. El piloto semiautomático para autopista, que mantiene el vehículo por su carril y emplea el control de velocidad inteligente para guardar la distancia de seguridad, frenando o acelerando para adaptarse a los cambios del tráfico, es uno de los más destacados. Pero no es el único protagonista, porque también está la frenada automática de emergencia, el control por cámaras de todo el contorno del coche e, incluso, la función de aparcamiento remoto, desde fuera del vehículo, que permite apearse y controlar la maniobra con el mando a distancia.

Mención aparte merece el airbag central delantero, también de serie, que evita que piloto y copiloto se golpeen entre sí en caso de accidente, y se suma a los otros seis repartidos por todo el habitáculo y a toda una serie de avances en la estructura interna del coche para ofrecer la mejor protección. Sin embargo, lo ideal sería no utilizarlos nunca, y el nuevo Hyundai Tucson ofrece un afinado comportamiento dinámico que permite disfrutar al volante sin riesgos y aporta el mayor margen de seguridad posible.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no