Actualidad

Ingeniería contra el consumo

Ingeniería contra el consumo

Es la berlina grande con mejor consumo. El Serie 5 de 2010 recoge la calidad mecánica de BMW y marca la diferencia por la eficiencia de sus motores, que gastan mucho menos de lo habitual en coches de su tamaño y peso. Mide 4,89 metros y ronda los 1.800 kilos, pero logra resultados excepcionales. La versión 520d turbodiésel, con 184 CV y buenas prestaciones, consume cinco litros de media y emite 132 g/km de CO2, como un utilitario. Los motores de gasolina tampoco se quedan atrás: el 3.0 biturbo de 306 CV (535i) se contenta con 8,5 litros.

La comercialización en España empezará en marzo, y la versión más asequible (520d) costará unos 40.000 euros. Tras el verano, la gama se completará con la carrocería Touring o familiar.

Aunque el nuevo Serie 5 mantiene una imagen similar a la del actual, presenta unas proporciones más estilizadas y deportivas que mejoran su gancho estético. Y en el interior sucede algo parecido. Aunque no hay cambios radicales, la instrumentación, el salpicadero y los paneles de las puertas proceden del Serie 7, la berlina superior BMW, y realzan la elegancia y calidad del habitáculo.

La carrocería ha crecido cinco centímetros en longitud (4,89 metros) y dos en anchura, y mantiene la misma altura. Pero el aumento de tamaño se ha dedicado a aumentar el grosor y resistencia de la estructura (es un 55% más rígida) y apenas se aprecia por dentro. Así, la habitabilidad es casi idéntica, mantiene un espacio holgado para los más altos y un maletero igual de 520 litros.

La ingeniería avanzada que atesora el nuevo Serie 5 no se ciñe a la eficiencia de los motores. La base mecánica y el chasis son del Serie 7, aunque con menor distancia entre los ejes delantero y trasero para ofrecer una agilidad superior a la de su hermano mayor. Y el punto de partida resulta convincente, porque el Serie 7 es uno de los modelos con mejor calidad de rodadura. Además, el Serie 5 puede completarse con soluciones a la última que afinan su consumo, maniobrabilidad y confort: cambio automático de ocho marchas, dirección a las cuatro ruedas y un módulo electrónico que permite ajustar la respuesta de la suspensión, dirección, motor y cambio para que sea más cómodo o deportivo, según decida el conductor.

En el lanzamiento habrá seis versiones. Dos serán turbodiésel: 525d (3.0 de 204 CV; 6,2 litros) y 530d (3.0 de 245; 6,3). Y cuatro de gasolina: 523i (3.0 de 204 CV; 7,6 litros), 528i (3.0 de 258; 7,8), 535i (3.0 biturbo de 306; 8,5) y 550i (4.4 V8 biturbo de 407 CV; 10,4 litros). A mediados de 2010 llegará la versión básica 520d y algo después el turbodiésel más potente (535d), un 3.0 biturbo de 306 CV. Toda la gama lleva cambio manual de seis marchas y se puede pedir un automático de ocho (de serie en el 550i) que reduce el gasto hasta 0,3 litros.

El equipamiento también incluye novedades interesantes, como el freno de mano por botón y la función de aparcamiento automático: el coche gira el volante y maniobra solo hasta estacionar.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no