Actualidad

La berlina emergente

La berlina emergente

Un coche familiar amplio, moderno y con un maletero espectacular, que aprovecha las ventajas de la globalización para hacer frente a la crisis con unas tarifas asequibles. El Fluence es la última propuesta de Renault, se fabrica en Turquía y saldrá a la venta en España el 15 de enero a partir de 17.500 euros, un precio competitivo para su tamaño.

El nuevo Renault es en realidad la versión cuatro puertas del Mégane, una berlina de línea clásica, con cuatro puertas y maletero separado, que adopta un nombre diferente para distinguirse de sus hermanos de gama. Pero el cambio de nombre se debe también a que este coche compartirá el chasis -alargado para alojar las baterías- y gran parte de la carrocería con el primer modelo eléctrico de la marca francesa (ver recuadro), que se producirá también en la factoría de Bursa (Turquía) y saldrá a la venta en España en 2011.

Las berlinas clásicas de cuatro puertas con maletero separado, como el Fluence, llevan años perdiendo peso en Europa occidental, pero son los coches preferidos en los mercados emergentes. Por eso la mayoría de las marcas están desplazando su producción a estos países. El nuevo Renault es el último ejemplo. Compite con los modelos similares derivados de familiares compactos: Focus Sedan, VW Jetta y Citroën C4 Sedan y otros. Pero mide 4,67 metros de largo y es el más grande de todos, lo que le permite competir también con las berlinas medias superiores, como su hermano mayor el Laguna o los VW Passat, Peugeot 407, Seat Exeo…

El Fluence tiene una línea de trazos suaves que busca rejuvenecer el aspecto clásico de estos coches. Por delante muestra un capó bajo y afilado con el nuevo frontal de Renault. Pero el perfil en cuña y la línea lateral ascendente estilizan su figura y enlazan con la parte superior del capó trasero para integrar la zaga sin que parezca un pegote, como sucede en muchos de sus rivales.

El resultado es un coche de línea fluida que transmite robustez y no parece un modelo low cost pensado para mercados emergentes. En el interior sucede lo mismo. El salpicadero es sencillo y moderno, tiene una instrumentación correcta y una consola central con todos los mandos a mano, incluida la pantalla del navegador. Los materiales son vistosos y está acabado con gusto sin nada que desentone. Además, destaca por su sentido práctico. Aparte de las cinco plazas, tiene un maletero espectacular (530 litros) que se amplía abatiendo los respaldos. Y añade muchos huecos para objetos que suman 23 litros más, con una guantera refrigerada de nueve litros.

El Fluence se venderá en España con tres motores: 1.6 (110 CV) en gasolina y 1.5 dCi (85 y 105 CV) en turbodiésel. Los dos primeros llevan un cambio manual de cinco marchas y el otro de seis. Estarán disponibles en dos acabados, Expression y Dynamique, y aunque los equipamientos no están todavía definidos, todos incluirán al menos aire acondicionado, cuatro airbags y el control de estabilidad ESP.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no