Actualidad

Mazda3: el origen de una nueva generación

El compacto abre una etapa para la marca japonesa: evolución del diseño, ergonomía más avanzada, tecnología y motores ultraeficientes.

Mazda3

La de Mazda ha sido una historia de constante evolución, mejorando su calidad para alcanzar a las denominadas marcas premium pero ofreciendo una excelente relación precio-equipamiento. Ha estado jalonada de momentos claves en los que el salto de nivel ha resultado evidente. La llegada del nuevo Mazda3 supone otro de ellos, un modelo que abre una etapa muy reseñable para la compañía.

Consumado superventas, con más de seis millones de unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2003, el modelo compacto ha sido elegido por el fabricante como punta de lanza de una nueva oleada de modelos que se caracterizarán por un diseño evolucionado, una interacción hombre-máquina más natural, una tecnología  de vanguardia y motores más eficientes que se adaptan a la coyuntura en la que se encuentra el planeta y la sociedad.

Fue en 2010 cuando se estrenó el lenguaje de diseño Kodo que ha impregnado las creaciones de Mazda desde entonces. Entendido como una combinación de elegancia japonesa y sencillez en las formas, su evolución profundiza en esas raíces pero las lleva a un nuevo nivel, creando una carrocería que parece estar hecha de una pieza, con perfiles suaves sobre los que el reflejo de las luces aporta la impresión de estar ante un ente orgánico. Tanto la versión de cinco puertas como la sedán ofrecen un resultado que aúna sofisticación y naturalidad.

Una extensión del conductor

Aunque el exterior presente un diseño cuidado, es en su interior donde se va a producir la conexión hombre-máquina, un apartado fundamental ya que Mazda pretende que el coche se sienta como una extensión de quien se pone al volante. Es el automovilista el centro de atención, algo que queda patente en el diseño del puesto de conducción: todos los elementos están en simetría perfecta y orientados hacia él, prima la calidad de acabados artesanales y la sencillez para evitar crear un espacio recargado sin motivo alguno, volante y asiento son ajustables, la palanca de cambios está en una nueva posición más cómoda y de fácil acceso…

Pero no solo el conductor es el que se beneficia de las mejoras del Mazda3, los pasajeros también disfrutan de un mayor confort gracias a las nuevas texturas y materiales utilizados, a la consola central con pantalla de 8,8 pulgadas o al sistema de audio de ocho altavoces, que están distribuidos de tal manera que mejoran la calidad del sonido en todo el habitáculo.

El placer de la conducción

Conducir tiene que ser algo instintivo, que surja con naturalidad, un objetivo que el Mazda3 consigue mediante diversas novedades tecnológicas. El compacto estrena la nueva Skyactiv-Vehicle Architecture, un conjunto de estructuras que se aplican al chasis, los asientos, la suspensión y la carrocería para mejorar la rigidez del vehículo, absorber de manera más eficiente las irregularidades del terreno y conseguir que el coche responda con armonía a las intenciones del conductor.

Destacan también los sistemas de seguridad activa i-Activsense, que incluyen de serie elementos tan inusuales como el faros full-LED, el control de crucero adaptativo o el airbag de rodilla.

Esto también se refleja en la gama de motores que, además de ser más refinados, son más respetuosos con el medio ambiente. La oferta contempla tanto bloques de gasolina como diésel, a los que se añade la revolucionaria alternativa del primer propulsor SKYACTIV-X. Éste emplea un revolucionario sistema de encendido por compresión que mejora su capacidad de respuesta y, aún siendo gasolina, rebaja su consumo a los niveles habituales de un propulsor de gasóleo. Además, la ir asociado al sistema de microhibridación M-Hybrid, tendrá distintivo Eco, por lo que no le afectarán las restricciones por alta contaminación.

Para la llegada de este último motor habrá que esperar, ya que en el lanzamiento al mercado del nuevo Mazda3, previsto para el próximo febrero con un precio de partida de 23.415 euros, estarán disponibles las variantes de gasolina 2.0 de 122 CV y diésel 1.8 de 116 CV. Así que, en apenas dos meses, comienza la nueva era Mazda.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no