Actualidad

Sin ruido ni molestias: el placer del silencio en la conducción

Eliminar las distracciones exteriores permite centrarse en la carretera y conducir más relajado y de manera cómoda, justo lo que propone el nuevo Mazda3.

Mazda3

La estructura del Mazda3 está diseñada para minimizar el ruido de rodadura.

El nuevo Mazda3 es el último modelo compacto de la marca japonesa, y supone un salto en diseño, calidad de materiales y tecnología. Esta mejora se aprecia fácilmente en su acabado exterior de líneas puras o en los minuciosos detalles artesanales de una cabina diseñada en torno al conductor. Pero también en el llamado subdiseño, los elementos que no se ven a simple vista. Un elemento clave para determinar la calidad de un automóvil es su insonorización, y los ingenieros del nuevo Mazda3 han realizado un profundo estudio para conseguir que reine el silencio en su interior.

Aunque el viento y otros elementos generan ruido al circular, la mayor parte del mismo proviene de la parte inferior del vehículo y tiene su origen en el rodaje sobre el asfalto. Por ello es el aspecto en el que se ha puesto un mayor énfasis al desarrollar el nuevo Mazda3.

Trabajo estructural

El ruido de rodadura, que se genera entre el neumático y el terreno por el que se conduce, es inevitable, pero no significa que no se pueda atenuar en la medida de lo posible. Los ingenieros de Mazda han trabajado con la Skyactive-Vehicle Architecture para conseguir una mayor rigidez en los principales puntos de entrada del sonido, así como para optimizar el funcionamiento de los muelles de la suspensión, lo que ayuda al conjunto a asimilar una gran parte de las vibraciones producidas durante la conducción, reduciendo la cantidad de estas que se filtran al interior del habitáculo.

Los factores que más negativamente influyen en el confort sonoro de un automóvil son el volumen del sonido, sus cambios de tono y la dirección de su origen. Mazda ha investigado al respecto para conseguir una generación de ruido mínima, reducir su nivel y controlar las fluctuaciones y la dirección con un objetivo doble: que el habitáculo del Mazda 3 sea más silencioso y que esa sensación se perciba por los ocupantes como de alta calidad, que les resulte lo más satisfactoria posible.

Mazda3: un interior diseñado para disfrutar del silencio. / Mazda

A ello también contribuye el sistema de doble capa utilizado en el suelo del automóvil, algo inédito en el Mazda3: entre la carrocería y la moqueta que pisan los pasajeros se ha dejado un espacio libre que actúa como una cámara que insonoriza de una manera eficiente en el interior, sin necesidad de aumentar el peso del coche. Además, se han limitado en todo lo posible el número de orificios en la moqueta, con lo que el aislamiento sonoro procedente de la rodadura mejora sensiblemente.

Por último, otro detalle diferenciador de las soluciones aplicadas en el Mazda3 en este sentido apuntan a que el ruido que llega a los oídos de los ocupantes lo haga de forma lineal y, por tanto, mucho menos molesta. Las cualidades de absorción del revestimiento del techo y las alfombrillas del piso suprimen los ruidos de alta frecuencia. Además, los muelles de la suspensión cuentan con una acción vertical optimizada que minimiza el ruido procedente de los neumáticos. Con todos, las vibraciones no deseadas que llegan al habitáculo disminuyen y se transmiten sin retardos, contribuyendo de forma determinante a un entorno especialmente confortable.

Equipo de sonido de alta calidad

La baja rumorosidad contribuye a que tanto el conductor como el resto de los pasajeros vean aumentado su nivel de confort, pero no solo eso. El concienzudo estudio del sonido realizado por Mazda, analizando tanto su tiempo de transmisión como la dirección en la que se mueve, también se ha aplicado para crear un equipo de audio que permita disfrutar de una calidad sorprendente, propia de otros entornos.

Mazda3

El equipo Bose ofrece una experiencia aún más completa, / Mazda

De serie, el Mazda3 monta un sistema formado por ocho altavoces que han sido colocados en posiciones estratégicas (por ejemplo, con los graves en las esquinas, donde el sonido se amplifica) para enviar el sonido directamente a los oídos de los ocupantes con una claridad y profundidad mayores.

También está disponible opcionalmente un equipo BOSE de 12 altavoces que ofrece una experiencia todavía más completa, con uno central, un subwoofer y dos satélites traseros llevando el sonido a un nuevo nivel.

Más información sobre el nuevo Mazda3.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no