Actualidad

Mercedes CLS: cuando lujo y deportividad van de la mano

El cupé de cuatro puertas estrena su tercera generación con una motorización apoyada por un sistema eléctrico de 48 voltios.

Mercedes CLS 2018

El diseño del nuevo CLS apuesta por cierta sobriedad. / Mercedes

La tercera generación del Mercedes CLS mantiene su deportividad, pero de una manera quizá más comedida que en anteriores ocasiones y añadiendo a sus virtudes una carga importante de lujo y tecnología.

Su silueta es claramente atlética, con un formato de gran cupé de cuatro puertas, pero sus líneas generales son algo más relajadas, predominan las superficies suaves y los nervios que definen la carrocería están contados. El frontal se sitúa en una posición bastante baja y parrilla cromada y  entradas de aire se reparten el protagonismo, pero el resto lo que impera es la sobriedad del diseño.

Esto se reafirma en el habitáculo, donde queda todavía más claro su ADN proveniente del Clase E, del que toma prestados múltiples elementos. El salpicadero, con dos pantallas gemelas de 12,3 pulgadas (una como cuadro de instrumentos, otra con consola central) es idéntico, así como la presencia de iluminación ambiental LED con difusores de aire retroiluminados y las molduras y botones de aluminio. La principal diferencia es la presencia de unos asientos específicos del modelo que por primera vez permiten a tres personas sentarse detrás y se pliegan de manera individual (40:20:40).

Al comienzo de su comercialización solo se ofrecerá en tres versiones, dos diésel con motor 3.0 de seis cilindros y una gasolina con un bloque de idéntico cubicaje. El de acceso es el CLS 350 d 4MATIC con 286 CV y 600 Nm, y por encima está el CLS 400 d 4MATIC de 340 CV y 700 Nm. El más potente es el CLS 450 4MATIC que cuenta con el apoyo de un sistema eléctrico de 48 voltios para añadir 22 CV y 250 Nm a sus 367 CV y 500 Nm.

El equipamiento tecnológico es de lo más completo desde el acabado básico, ya que incluye faros LED High Performance, Mercedes Me connect, Active Brake Assist, Attention Assist, Asistente de mantenimiento de carril, sistema Pre-Safe y asistente de límites de velocidad. A todo ello, de manera opcional se puede añadir la alerta de tráfico cruzado, el control de crucero adaptativo o el avisador de ángulo muerto, entre otros elementos.

El nuevo Mercedes CLS se pondrá a la venta en marzo de 2018 aunque por el momento no se han desvelado sus precios.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no