Actualidad

Los motoristas de la Guardia Civil de Tráfico utilizarán radares láser

Se pretende dotar de más eficacia a los controles de esta Agrupación en carreteras secundarias.

Controles de Guardia civil

Varios agentes de la Guardia Civil, en un control. / EFE/Manuel H. de León

El desbloqueo presupuestario materializa el proyecto que la Dirección General de Tráfico (DGT) ya quiso poner en marcha hace unos meses. El Boletín Oficial del Estado ha publicado la adquisición de 60 cinemómetros con tecnología láser que serán utilizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, pero con la importante novedad de que estos radares serán destinados a los motoristas del cuerpo.

Según ha confirmado Gregorio Serrano, director general de Tráfico, a través de su cuenta de Twitter, se invertirán 860.000 euros en la compra de estos dispositivos de dimensiones reducidas para que puedan ser transportados y utilizados por los agentes que realizan su servicio en motocicleta. Según fuentes de la DGT, “el objetivo de esta iniciativa es dotar de mayor autonomía, agilidad y efectividad a los motoristas de la Guardia Civil, que de este modo podrán realizar labores de control de alcohol, drogas y velocidad por sí mismos, sin dependencia de otras unidades del cuerpo. Algo especialmente valioso para las tareas de vigilancia en carreteras secundarias”.

Los radares láser adquiridos tienen diferentes funcionalidades de utilización, que serán presentadas por la DGT cuando estén listos para entrar en funcionamiento. Está confirmado su uso fijo a través de trípodes y queda por confirmar si los motoristas de la Agrupación tendrán la posibilidad de usarlos en marcha desde sus motocicletas, recurriendo para ello a un soporte específico y siempre con un manejo sencillo que garantice la seguridad de la operación.

Además de la licitación de estos dispositivos, también se ha adjudicado un presupuesto de 707.850 euros para el suministro de cascos modulares (integrales con apertura frontal) para este mismo cuerpo motorizado, así como otros 600.000 euros destinados a la adquisición de prendas de uniformidad de servicio (chaquetones e impermeables) para la renovación de los utilizados hasta el momento por los agentes.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no