Actualidad

Nuevo Audi A6: la revolución oculta

Bajo un estilo continuista, la berlina alemana ofrece una mecánica muy afinada que aporta gran confort y dinamismo, y una calidad y tecnologías de referencia.

Audi A6

La calidad de rodadura es el aspecto más llamativo del nuevo modelo.

Recuerda con claridad al modelo actual, pero basta acceder al interior para apreciar el primer capítulo de la revolución técnica que presenta el Audi A6 2018. Y después, a medida que se conduce, se vuelve a notar que es un modelo completamente nuevo, que supera en todo al de ahora, y van aflorando el resto de avances, desde su mejor insonorización y confort de marcha hasta su mayor dinamismo y oferta de equipamientos y tecnologías. Es, junto con el Mercedes Clase E, la referencia a superar entre los turismos de este tamaño.

La última entrega de la berlina grande de Audi llegará en junio. En el lanzamiento se ofrecerán solo motores muy potentes (gasolina de 340 CV y diésel de 286) que se asocian a tarifas elevadas (desde 64.580 euros). Sin embargo, en otoño saldrán las versiones de acceso (gasolina de 245 CV y diésel de 204), que bajarán los precios hasta unos 56.500 euros. La carrocería Avant o familiar, por su parte, se espera para enero de 2019.

El nuevo Audi A6 mantiene prácticamente sin cambios tanto su formato como sus dimensiones, porque mide 4,93 metros de longitud y muestra el mismo estilo. Sin embargo, los detalles sí que son diferentes (parrilla, pliegues de la carrocería, definición de la línea del techo, llantas…) y logran que el familiar de Audi tenga aires más sofisticados y un poder de seducción superior.

Incluye, como antes, cinco plazas y un maletero de 530 litros, pero atrás hay un poco más de espacio para las piernas y se disfruta una sensación de desahogo superior; la zona de carga tiene una boca de acceso más ancha, y toda la cabina recoge ahora acabados y materiales todavía más refinados.

Pero, quizás, la calidad de rodadura es el aspecto más llamativo del nuevo modelo. Y es que, incluso el diésel de cuatro cilindros sin equipamiento opcional (40 TDi; motor 2.0 de 204 CV), transmite una finura impecable, con un alto grado de silencio de marcha y una relación entre estabilidad y confort muy lograda. Las versiones de seis cilindros añaden un extra de sedosidad y, si se montan sistemas como la suspensión neumática y la dirección a las cuatro ruedas, la berlina grande de Audi rueda como si fuera un sofá con ruedas y se inscribe en las curvas con la soltura de un modelo compacto. Y puede sumar hasta 39 ayudas electrónicas a la conducción.

La paleta mecánica contempla de inicio las versiones 55 TFSi (3.0 V6 turbo de 340 CV) y 50 TDi (3.0 V6 turbodiésel de 286 CV). Hacia octubre saldrá el 45 TDi (3.0 V6 de 231 CV) y, antes de fin de año, deberían aparecer los 40 TDi y 45 TFSi (2.0 turbo de 245). Todos vienen con cambio automático de siete u ocho marchas y tracción Quattro, aunque las dos variantes de acceso pueden montar tracción delantera.

Puesto de mando espacial

A diferencia del exterior, el interior del nuevo Audi A6 es completamente diferente al del actual. Es el mismo que montan los A8 y A7, y sobresale por su presentación digital: reúne tres pantallas, una para la instrumentación y otras dos, táctiles, para manejar todas las funciones. La cara negativa es que es opcional, y que activar algunos comandos exige apartar la vista de la carretera más tiempo del que lleva accionar un botón físico.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no