Actualidad

Las 10 mejores «pilladas» del helicóptero de la DGT en 2016

Muchos conductores se relajan cuando están al volante, pero los Pegasus no descansan y muchas veces ven sin ser vistos. Este es el resultado.

Helicóptero de la DGT

Exceso de velocidad, adelantamientos, descuidos... Muchos conductores deberían repasar las normas de circulación.

En la carretera hay muchos millones de conductores (más de 25) y en un año hay muchos días. Suficientes para que los automovilistas cometan cientos y miles de infracciones a cada minuto.

Adelantar por donde no se debe, correr más de la cuenta, no llevar el cinturón de seguridad, hablar por el móvil… Y muchas de ellas las captan las cámaras de los helicópteros Pegasus de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Estos ocho helicópteros cuentan con dos cámaras para cumplir su tarea. Una de ellas sirve para hacer el seguimiento y captación de la velocidad y la otra, más precisa, dispone de un objetivo potentísimo capaz de leer la matrícula de los coches a una distancia de hasta un kilómetro. Esta cámara sirve también para detectar si el conductor usa el móvil o lleva el cinturón de seguridad, por ejemplo.

1. ADELANTAMIENTO MÚLTIPLE: 18 COCHES DE UN TIRÓN

No importa que haya algo de atasco en la carretera ni que el asfalto enseñe una gran línea continua, ni que haya curvas. A este motorista lo que le preocupa es avanzar y adelanta a 18 coches de una vez.

2. SOBRAN LAS EMOCIONES FUERTES


¿Adivinas cómo acaba este adelantamiento? Antes de ponerse con la maniobra, es imprescindible asegurarse de que hay tiempo de sobra para hacerla sin poner en riesgo la integridad propia ni la ajena. Lo enseñan en la autoescuela.

3. DE CARRIL A CARRIL

Está claro lo que ocurre en este caso: el conductor necesitaba batir el récord de vuelta rápida y por eso apura en cada curva como si estuviera a punto de lograrlo. Pero no se ha dado cuenta de que no está en un circuito.

4. UNA CARRERA EN LA AUTOVÍA


Acelerar, frenar, adelantar, cambiar de carril, molestar a los demás. ¿Intermitentes? No, para qué. Molestar a los demás. Un conductor impertinente que sacaría de quicio a cualquiera.

5. ¿Y QUÉ SIGNIFICABA ‘STOP’?


En la autoescuela insisten en que, ante una señal de Stop, hay que detener el vehículo por completo antes de incorporarse de nuevo a la circulación. Pero en la práctica las cosas cambian bastante.

6. UN DESPISTE O UN ATAJO


Tal vez sea por despiste (porque por los movimientos puede parecerlo), pero también es posible que sea por atajar. Por una razón o por otra, mal hecho. El descuido es tan censurable como la supuesta astucia. Hubo alguien que se molestó en pintar esas marcas en la carretera y no hay que hacerle un feo.

7. DE CAMIÓN A CAMIÓN


Dos grandes bestias de la carretera, de tú a tú. Y no hay ningún problema en eso, pero no hay más que fijarse en los detalles: la maniobra arranca en zona permitida y, sin embargo, acaba claramente mucho más allá de lo ilegal.

8. Y CAMIÓN CONTRA CAMIÓN


Un camión a su ritmo, otro pegado como si fuese un marcaje en el área y un tercero adelantando en medio de la escena. Y por detrás, por si faltara algo, venía otro.

9. DOS BARBARIDADES EN OCHO SEGUNDOS


El vídeo dura ocho segundos, y quizá tengas que verlo un par de veces para captar la inconsciencia que se acumula en este coche: ni el copiloto ni la pasajera (que se echa hacia delante alegremente) llevan cinturón de seguridad.

10. CINTURÓN ‘SOBAQUERO’ (Y ALGO MÁS)


Un impactante tres en uno en otro vídeo cortito. La conductora lleva el cinturón sobre el brazo, casi a media altura, y sujeta el volante de aquella manera. Y de remate, la pasajera se ha colocado el cinturón bajo la axila. Y eso no protege en absoluto.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no