Actualidad

Seis deportivos bastante más baratos de lo que piensas

Generalmente se piensa que un deportivo tiene que ser caro por definición, pero el mercado está lleno de modelos relativamente asequibles.

Nissan 370Z

El 370Z tiene la mejor relación precio/potencia.

A la hora de adquirir un coche, pensar en un deportivo puede sonar a frivolidad solo apta para aquellos con una situación financiera boyante, ya que desde siempre se ha asociado este tipo de vehículos a un desembolso considerable, a marcas de primera línea como Lamborghini, Ferrari o McLaren. Sin embargo, el mercado del automóvil tiene opciones de deportivos asequibles para un espectro de clientes mucho más amplio.

No se trata, ni de lejos, de la situación de los años noventa, cuando prácticamente cada fabricante generalista tenía en su gama un cupé de clara aspiración deportiva. Pero dentro de las limitadas opciones existentes, hay modelos que pueden calmar las necesidades dinámicas de un conductor sin tener que hipotecar la casa para hacerse con ellos.

Mazda MX-5 // 25.700 euros

El Miata es el descapotable más vendido de la historia y no le faltan argumentos para haberse hecho con el galardón: su cuidado diseño sigue siendo atractivo incluso en sus primeras generaciones, ofrece una combinación óptima de potencia y ligereza, y todo ello a un precio bastante asequible.

Se vende con dos motores, uno de acceso de 131 CV y uno superior que llega hasta los 160; con varios niveles de equipamiento para adaptarse al gusto del comprador, y hasta en una variante de techo duro, el MX-5 RF, para aquellos que no sean muy amigos de las capotas de lona.

Fiat 124 Spider // 27.070 euros

Primo hermano del Mazda, recupera el nombre de un modelo clásico y da su propia versión del roadster. Su diseño es más musculoso, está a la venta con tres niveles de acabados diferentes y solo está disponible con un motor de 140 CV de potencia.

Fiat 124 Spider

Abarth 124 Spider // 34.300 euros

Pensado para los que se les quede corto el Fiat, la versión del escorpión se presenta como una opción mucho más radical: es más ligero, su peso está repartido perfectamente al 50/50 entre ambos ejes y, a pesar de montar el mismo motor que su hermano, un 1.4 MultiAir Turbo, rinde 30 CV más para llegar hasta los 170 CV. Como consecuencia, su tiempo en el 0-100 se rebaja hasta los 6,8 segundos. Al estilo del Mazda MX-5 RX-F, la variante GT cuenta con un techo duro de fibra de carbono.

Abarth 124 Spider

Toyota GT86 // 34.490 euros

La alternativa de Toyota para recuperar los deportivos ligeros divertidos para conducir en curva. Uno de los cupés más llamativos del mercado, cuenta con cuatro plazas, pero solo teóricas puesto que las traseras son bastante ajustadas. Monta un motor bóxer de 200 CV que puede ir asociado tanto a un cambio manual como a uno automático, aunque este supone un desembolso extra de 2.000 euros. Se ha actualizado hace poco y ahora cuenta con frenos Brembo de serie.

Toyota GT86

Subaru BRZ // 29.900 euros

La base es la misma que la del GT86, puesto que se desarrollaron como un proyecto conjunto. Utiliza el mismo motor de 200 CV, pero solo se puede combinar con la caja de cambios manual.

Subaru BRZ

Nissan 370Z // 34.330 euros

Un clásico entre los deportivos asequibles, heredero del 350Z y posiblemente el modelo que mejor relación potencia/precio presenta: su motor 3.7 V6 entrega 328 CV, que combinados con su cambio manual y con su sistema de propulsión trasera le sirven para acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos.

Nissan 370Z


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no