Actualidad

Range Rover P400e, el lujo híbrido y enchufable

Con un motor de 404 CV, el primer modelo 'plug-in' de la marca británica consume solo 2,8 litros en los 100 primeros kilómetros.

Range Rover P400

El primer híbrido de Range Rover ofrece 51 kilómetros de autonomía eléctrica.

Range Rover pondrá a la venta esta primavera su primer modelo híbrido con tecnología plug-in, es decir, que puede recargar su batería conectado directamente a la red eléctrica. La marca británica ofrecerá el Range Rover P400e tanto en su carrocería normal como en la larga (LWB) y en la más compacta y de corte deportivo (Sport). Los precios de la nueva versión del sofisticado todoterreno británico van desde 121.300 euros hasta 202.700 en el caso del P400e más grande y equipado (LWB Autobiography).

La novedad mecánica es el conjunto propulsor conformado por un motor de gasolina 2.0 de cuatro cilindros Ingenium de 300 CV asociado a otro eléctrico de 116 CV y que rinden una potencia conjunta de 404 CV. La caja de cambios es automática de 8 relaciones y la transmisión de tracción 4×4 permanente  tiene la particularidad de que las cuatro ruedas reciben cada una el par motor necesario, independientemente de que sea  generado por el motor térmico o el eléctrico. Esta circunstancia aporta una motricidad constante en carretera y unas cualidades incluso mejoradas en todo terreno.

Batería cargada en menos de tres horas

Con la reserva de energía de la batería al completo, el Range Rover P400e es capaz de completar un recorrido de hasta 51 kilómetros en modo completamente eléctrico, con lo que consigue rebajar el consumo en los primeros 100 kilómetros hasta los 2,8 l/100 km según las anteriores normas de homologación NEDC. Tras agotar la reserva eléctrica, se puede volver a cargar en un tiempo de 2 horas y 45 minutos utilizando un poste de carga rápida o bien en 7 horas y 30 minutos en un enchufe doméstico convencional.

Al conducir el Range Rover híbrido enchufable se pueden elegir dos modos diferentes. Uno es el Parallel Hybrid, que utiliza ambos motores según sea necesario, y ofrece dos funciones para preservar una cantidad predeterminada de carga de batería (SAVE) y otra que adapta el funcionamiento de ambos motores sobre un recorrido predeterminado en el GPS para optimizar el consumo (Predictive Energy Optimisation). El otro modo es el EV que hace funcionar exclusivamente el motor eléctrico usando la energía de la batería.

Aunque la verdadera razón de ser del Range Rover P400e sea un uso predominante por asfalto, la motorización híbrida ha aportado una cualidad más a la conducción fuera de la carretera al Range Rover.  El par motor instantáneo del motor eléctrico aporta una respuesta inmediata a muy bajas velocidades, pudiendo rebasar fuertes desniveles sin apenas acelerar. Y en completo silencio si se opta por el modo EV, consiguiéndose así una total discreción al progresar en medio de la naturaleza.

Único en su clase

Equipado con el sistema Terrain Response 2 de Land Rover, se pueden seleccionar los modos diferentes de tracción: Hierba/gravilla/Nieve, barro/surcos, arena y Eco. Pero para esta lujosa versión del Range Rover se han añadido también los modos Comfort que regula las suspensiones de la forma más cómoda para los pasajeros y  Dynamic para hacer la conducción más deportiva. Y también dispone de un sistema llamado Low Traction Launch para arrancar sin patinar sobre superficies resbaladizas.

Por supuesto, el nuevo Range Rover híbrido enchufable recibe los cambios de diseño y equipamiento que Land Rover ha aplicado recientemente al modelo. Se notan sobre todo en el interior, con asientos más grandes y confortables, además de una insonorización del habitáculo mejorada. Esto último proporciona en esta versión, sobre todo cuando rueda en modo exclusivamente eléctrico, un silencio de marcha excepcional. En Range de última generación recibe también tecnologías heredadas del nuevo Velar, como son sus faros de tecnología láser DEL y dos pantallas multifunción y conectadas por interfaz Touch Pro Duo.

Muy sofisticado y con unos interiores de máximo lujo, el Range Rover P400e es único y en su clase y no tiene rivales por el momento. Lo único criticable de la nueva versión son en todo caso sus excesos, empezando por unos precios fuera de la órbita en el segmento de los SUV y un peso por encima de las dos toneladas y media, descomunal para un coche.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no