Vida en la carretera: las mejores ‘road movies’ de verano

Un coche, una caravana, unas vacaciones… Sensación de libertad sobre cuatro ruedas en nuestra selección de películas de carretera.

Vida en la carretera: las mejores ‘road movies’ de verano

Thelma y Louise, libres como el viento.

Un viaje en coche durante unas vacaciones puede ser divertido, aburrido, estimulante o accidentado, pero también todo eso a la vez si forma parte de un guion cinematográfico. Un buen catálogo de películas lo demuestran, y he aquí algunas de ellas. Las mejores road movies para el verano.

UN REMOLQUE LARGUÍSIMO (1953)
La pareja de recién casados interpretada por Lucille Ball y Desi Arnaz, bajo la dirección de Vicente Minnelli, protagoniza un viaje lleno de peripecias a bordo de una enorme caravana. Escenas inolvidables: la subida de una carretera de montaña y aquella en la que ella prepara la comida en marcha. Pruebas de que un apetecible viaje por carretera con una roulotte puede convertirse en un enorme problema.

LAS VACACIONES DE UNA CHIFLADA FAMILIA AMERICANA (1983)
Chevy Chase lleva el volante de una de las road movies más divertidas de los años 80. El vehículo no podía ser otro que el Ford LTD modelo Country Squire, un station wagon o superfamiliar muy típico de la época, donde la familia Griswold nos hace reír peripecia tras peripecia. La cinta tuvo continuidad en Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana (1985), en la que la familia Griswold mezcla imágenes del supuesto tráfico caótico europeo con los modelos de coches propios del viejo continente. En 1997 llegó otra secuela: Vacaciones en Las Vegas (1997)

EASY RIDER (1969)
No estaba claro si este título merecía un puesto en esta lista, porque al fin y al cabo van en moto y no en coche, pero ¡qué diablos! Esta película, y sobre todo su canción inicial, son el icono del viaje en libertad por carretera de todo aquel que quiera descubrirse a sí mismo.

PASEANDO A MISS DAISY (1989)
Jessica Tandy y Morgan Freeman protagonizan una película laureada con cuatro oscars, en el que encarnan la vida habitual de una anciana judía y a su chófer durante sus desplazamientos en coche. Durante el viaje de la pareja desde Georgia hasta Alabama, en un flamante Hudson Commodore del 48, la película nos permite presenciar los prejuicios sociales y raciales de los Estados Unidos de los años cincuenta.

VIVIR ES FÁCIL CON LOS OJOS CERRADOS (2013)
David Trueba rescata de la memoria uno de los coches más representativos de los años sesenta, el SEAT 850, demostrando que también se pueden hacer road movies con utilitarios. En esta historia, Javier Cámara, profesor de inglés de la época, conduce el volante del ocho y medio hasta Almería para intentar conocer a John Lennon.

THELMA Y LOUISE (1991)
Aunque acaba bastante mal, Thelma y Louise comienza con un viaje que pretendía convertirse en una divertida experiencia para dos amigas aburridas de sus vidas. Como compañero en la aventura (además de Brad Pitt), un precioso Ford Thunderbird descapotable que (casi) podría volar.

En 2010 aparece la versión francesa Thelma, Louise et Chantal, que al más puro estilo de la comedia gala añade una tercera amiga en discordia y el símbolo de la automoción francesa: el Citroën DS Tiburón.

UN DESMADRE DE VIAJE (2012)
Barbra Streisand y Seth Rogen forman un dúo cómico perfecto en este trayecto de 8 días por todo Estados Unidos. Madre e hijo estrechan sus lazos afectivos en medio de cómicas situaciones.

PEQUEÑA MISS SUNSHINE (2006)
La familia más entrañable e inadaptada del cine actual viaja en una furgoneta Volkswagen clásica camino a California. Su objetivo, demostrar que no es necesario ser perfecto para ganar un concurso de belleza.

Y TU MAMÁ TAMBIÉN (2001)
Un viaje sin rumbo de dos jóvenes y una chica tan atractiva como Maribel Verdú pone a prueba cualquier amistad. Así queda patente en la road movie mexicana. A menos, eso sí, que se pongan de acuerdo todos los vértices del triángulo amoroso.

MANOLITO GAFOTAS (1999)
Manolito es un pequeño héroe de barrio muy peculiar que no viaja a la playa en coche, sino en camión. Va en el DAF 75 CF de su padre, que además lleva su nombre. Con él conseguirá llegar a la orilla del mar para cantar Campanera vestido de El Zorro.

EL MUNDO ESTÁ LOCO, LOCO, LOCO (1963)
El dinero lo puede todo, hasta generar toda una locura colectiva al volante en California. Al menos también sirve para que uno de los mejores repartos de la historia de Hollywood nos provoque que nos duela hasta el estómago de risa con esta magnífica película.

ENTRE COPAS (2004)
Una oda a las ambiciones fallidas y a la pérdida de juventud trasformada en el viaje de dos amigos por las bodegas de California. Buscan recuperar algo de antaño, huyendo del merlot barato y saboreando exquisito pinot. Lo hacen a bordo de un Saab 900 rojo descapotable, símbolo de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’.

ON THE ROAD (2012)
Adaptación de la novela homónima de Jack Kerouac de 1957, obra clave de la generación Beat. Describe un viaje desenfrenado por el país a finales de los años cuarenta: un joven que aspira ser escritor y un singular matrimonio buscan todo aquello que les haga huir de la rutina.

TURISTAS (2012)
Comenzamos con un viaje en caravana y terminamos con otro. En esta ocasión, un viaje por las islas británicas que provoca una serie de tragicómicos acontecimientos.