Actualidad

Rolls-Royce Sunrise Phantom: amanecer en rosa dorado

Un nuevo y exquisito trabajo más de la división de personalización de Rolls-Royce, con un acabado exclusivo para exterior e interior.

Rolls-Royce Sunrise Phantom: amanecer en rosa dorado

La división de personalización de Rolls-Royce sigue brillando al más alto nivel. Su última creación es el Sunrise Phantom, que demuestra como un “rosa dorado” puede ser un color óptimo y elegante para la carrocería de un coche.

La pintura combina el rosa con detalles y motas doradas que a primera le confieren un aspecto de acabado mate, pero que según la propia Rolls, es más iridescente, revelando reflejos y contrastes diferentes según el tipo de luz que reciba.

Dado que está basado en el Phantom de batalla larga, el espacio interior es enorme, y precisamente por ello había que poner tanto o más ahínco en personalizar el habitáculo. Prácticamente todo, desde asientos a paneles de las puertas y el salpicadero, está tapizado en cuero en tono beige rosáceo, que se combina con numerosos paneles de madera que dan forma, entre otros, a la consola central, el cuadro de instrumentos y los tres radios del volante.

Como detalle, en la amplia zona trasera se encuentra grabado en dorado el “espíritu del éxtasis”, el logo del fabricante.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no