Actualidad

Toyota Hilux Tonka, un juguete a escala real

El fabricante japonés se une con la juguetera para crear una versión extrema del pick-up, con unas capacidades todoterreno incluso mejores.

Toyota Hilux Tonka

Neumáticos de 35 pulgadas para afrontar cualquier dificultad.

Para quien no le suene, Tonka es una compañía especializada en camiones y excavadoras de juguete. El aliado perfecto para Toyota Australia, que quería hacer algo especial para celebrar que el Hilux fue el modelo más vendido en el país durante 2016. ¿El resultado? Un juguete a escala real (porque los mayores también tienen derecho a divertirse) que recibe el nombre de Toyota Hilux Tonka Concept.

Se trata de un prototipo basado en la carrocería de doble cabina que lleva un paso más allá las capacidades off-road del pick-up japonés, potenciando su versatilidad. Puede que su llamativa decoración en amarillo y negro sea lo que más destaca a primera vista, pero  no debe desviar la atención de todas las modificaciones realmente importantes.

Es más largo, alto y ancho que el modelo básico; sus vías son considerablemente más anchas, pesa 325 kilos más, se ha aumentado la distancia libre al suelo en 150 mm (hasta los 429 mm) y calza llantas específicas envueltas en unos robustos neumáticos de 35 pulgadas. Gracias a ello mejora tanto su ángulo de ataque como el de salida, pasando de 31 grados a 35 en el primero y de 26 a 30 en el segundo.

Además, monta una suspensión con resortes de alto rendimiento y amortiguadores ajustables de King Springs, y, para resguardarse de los inevitables roces y golpes, cárter y bastidor están protegidos por una placa de aleación de 6 mm.

https://www.youtube.com/watch?v=LVHxDHyD_JM

Tanto el capó como el portón trasero del Toyota Hilux Tonka tienen un revestimiento de fibra de carbono para intentar aligerar un poco el conjunto, mientras que la caja de carga se ha convertido en una suerte de kit de supervivencia extrema que pasa a integrar latas de combustible extra, herramientas, un gato, un extintor, una pala y un hacha.

De moverlo se encarga un motor turbodiésel 2.8 de 177 CV. La única pega es que no hay visos de que pase a convertirse en un modelo de producción.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no