Actualidad

Las marcas orientales inquietan a la industria estadounidense

La nueva división de lujo de Hyundai, Génesis, creada para competir en el mercado estadounidense, protagonista en el Salón de Nueva York.

Las marcas orientales inquietan a la industria estadounidense

Será uno de los seis modelos que tendrá la gama Génesis en 2020.

Hyundai sigue los pasos de Honda, Nissan y Toyota, y presenta una nueva filial exclusiva, denominada Génesis, para competir en el mercado de Estados Unidos, el mayor del mundo en ventas junto a China. Y el movimiento estratégico, que supone el último asalto a la industria del motor estadounidense, protagoniza la muestra de Nueva York. En el certamen de la Gran Manzana hay también espacio para los últimos estrenos tecnológicos, como el cambio automático de 10 velocidades desvelado por General Motors, que ayudará a reducir el consumo de sus modelos más grandes, y la variante híbrida enchufable del nuevo Toyota Prius, que equipa nuevas baterías de mayor capacidad y anuncia 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

A pesar de que EE.UU. batió el año pasado su récord comercial, con nada menos que 17,4 millones de vehículos matriculados, la amenaza de los fabricantes extranjeros es cada vez mayor, y en especial la de los orientales, que copan ya seis de las 10 primeras posiciones en la lista de las marcas más vendidas.

La nueva filial Génesis se suma así a Acura, Infiniti y Lexus, creadas por Honda, Nissan y Toyota, respectivamente, para introducirse en EE UU. Pero, al igual que ellas (salvo Acura), se venderá también en Europa y otras áreas clave, como China, Rusia y Oriente Medio.

Génesis de momento ha mostrado la berlina de representación G90, que mide 5,2 metros de longitud y aspira a rivalizar con modelos como los Audi A8 y BMW Serie 7. A corto plazo saldrá el G80, que se basará en la berlina Génesis que comercializa actualmente Hyundai, y también el G70, derivado del prototipo visto en el Salón, que se denomina New York Concept y anticipa un nuevo lenguaje de diseño con mayor presencia que lucirán también las próximas propuestas, como los dos todoterrenos o SUV y el cupé que están en camino. La filial coreana ha anunciado que en 2020 tendrá ya una gama de seis modelos, todos bajo el mismo logo, un emblema alado que recuerda al de Aston Martin, y con un diseño, calidad y tecnología a la altura de los fabricantes premium.

General Motors (GM), por su parte, apuesta por la sofisticación técnica y ha dado a conocer un nuevo cambio automático de 10 velocidades. Se presenta en el cupé superdeportivo Chevrolet Camaro ZL1, una variante radical de 640 CV, pero se irá extendiendo a otras marcas del grupo y, a finales de 2018, estará disponible en ocho modelos más. Las transmisiones de 10 marchas son una de las últimas soluciones de la industria para reducir el consumo de los coches, porque permiten circular con el motor menos revolucionado y pueden ofrecer ahorros de combustible superiores al 10% frente a una caja de seis, en los viajes por autopista. Además de GM, Lexus y Ford propondrán también cambios de este tipo.

Junto al Camaro ZL1, en Nueva York se dan cita también otros superdeportivos de imagen contundente y prestaciones espectaculares, como el Audi R8 Spyder, la versión descapotable del biplaza más potente y exclusivo de la marca (saldrá a la venta en España en la segunda mitad de año) y la puesta al día del Nissan GT-R (llegará en verano), que sube de 550 a 570 CV y adopta un interior mucho más cuidado, revestido ahora casi al completo en cuero de calidad.

Entre los modelos más comerciales presentados en el Salón de Nueva York destacan el Mercedes GLC Coupé, la variante de línea deportiva del todoterreno de tamaño medio de la marca alemana, la alternativa al BMW X4, que estará disponible este otoño. Asimismo, hay que señalar también al Mazda MX-5 RF, la nueva versión con techo duro plegable del biplaza japonés, previsto para finales de año o principios de 2017.

TOYOTA DESVELA EL PRIUS ENCHUFABLE

Es la otra gran novedad del Salón. La variante enchufable del nuevo Prius se denominará Prime en EE UU y PHEV en Europa, donde llegará a fin de año. Anuncia 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico, 1,4 litros de consumo en los 100 kilómetros iniciales y un tiempo de recarga de 2,3 horas en tomas de 230 voltios. Y propone también un interior diferente al del Prius normal, con una nueva pantalla multimedia de formato vertical.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no