La aseguradora AXA pide perdón por el incendio falso de un Tesla

Para ilustrar el peligro de los coches eléctricos en caso de accidente, la compañía de seguros falseó una demostración que no quedó realista.

AXA tesla
El fuego de la discordia.

La semana pasada, AXA presentó los resultados de los test de choque 2022, en los que concluía que los coches eléctricos tienden a provocar accidentes más caros y con más daños. Además, alertaba del peligro de incendio que puede suponer el daño en una batería (aunque por estadística se produzca pocas veces).

Para ejemplificarlo, llevó a cabo una demostración que no tardó en hacerse viral. En ella, se lanzó un Tesla por una rampa para que volcase y, tras pasar unos cuantos segundos, comenzó un fuego en sus bajos.

En las redes sociales, varios usuarios sospecharon de lo artificial del incendio, y tan solo unos días después la aseguradora ha tenido que pedir disculpas en un comunicado oficial, porque todo estaba preparado.

Apoyo a la electromovilidad

Este comienza diciendo lo siguiente: “Lamentamos que la edición de 2022 de las pruebas de choque pueda haber dado una mala impresión de la electromovilidad o haber creado malentendidos al respecto. Estamos convencidos de que el paso a lo eléctrico jugará un papel central en el futuro del tráfico de automóviles. Por eso creemos que es importante profundizar en la electromovilidad y la seguridad que ofrece”.

AXA apunta que la exhibición se preparó para mostrar los posibles riesgos de incendio en caso de accidente con un vehículo eléctrico y que, para garantizar la seguridad de los asistentes a la demostración, se quitó la batería del Tesla Model S de la prueba. Además se instaló material para crear el fuego de manera artificial, aunque el efecto conseguido fue muy poco realista.

“Durante la simulación de un accidente en el que se incendia un coche eléctrico, tuvimos que tomar medidas para garantizar la seguridad del público. Por lo tanto, el coche de prueba no tenía batería y el fuego se inició de forma remota. Además, la prueba de choque realizada con un modelo de la marca Tesla no provocó daños en los bajos del coche susceptibles de provocar un incendio en la batería, al contrario de lo que podrían sugerir las imágenes grabadas”, explica AXA.

Poca probabilidad de incendio

Por lo tanto, la prueba no confirmó el escenario de accidente. “Deberíamos haber mencionado explícitamente este hecho en la comunicación posterior a la prueba, en particular en el comunicado de prensa y en las imágenes proporcionadas”, añade la compañía.

De hecho, en los resultados del estudio, la aseguradora dejaba muy clara la baja posibilidad de que un coche se incendie en un accidente, ya sea un cero emisiones o un modelo de combustión: es algo que solo pasa en cinco de cada 10.000 coches.

No obstante, sí que dejaba claro que las baterías de los vehículos sin emisiones están bien protegidas por todos los flancos excepto por la parte inferior, que es la más expuesta y en la que un impacto fuerte sí puede ocasionar problemas.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Ideales para la ciudad: cinco coches pequeños
Tomates

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no