Cómo apagar el incendio de un coche eléctrico: una duda sin protocolos

Los vehículos eléctricos se suelen incendiar la mayoría de las veces por un accidente y no tanto por fallos técnicos.

coche eléctrico incendio
Hay diversas causas por las que un coche eléctrico puede comenzar a arder.

La proliferación de vehículos eléctricos (con todas sus ventajas) se deja sentir cada día más en las grandes ciudades. Eliminan las emisiones contaminantes, disfrutan de exenciones fiscales, no se ven afectados por las restricciones de tráfico y, por lo general, no pagan en las zonas de estacionamiento regulado.

Los coches a pilas, sin embargo, también generan algunas incertidumbres. Aparte de su precio más elevado y las dificultades para cargarlos, surgen las dudas e incluso los bulos. ¿Los coches eléctricos se incendian con facilidad?

Riesgo de incendio

En líneas generales, no existe un mayor riesgo de incendio en un coche eléctrico que en uno de combustión interna. Aunque los carburantes son inflamables, es la gasolina la que se lleva la palma a la hora de arder debido a la mayor volatilidad, pues produce más vapores.

De hecho, en los últimos años las mejoras de seguridad hacen prácticamente imposible el incendio del automóvil en caso de accidente. En comparación, los coches eléctricos son más seguros, ya que es muy poco probable que ardan las baterías.

En un estudio del comparador de seguros AutoinsuranceEZ, se constata que los vehículos eléctricos de batería solamente tienen un 0,03% de posibilidades de incendiarse, frente al 1,5% de los vehículos de combustión interna.

Por su parte, los híbridos, que cuentan con una batería de alto voltaje, tienen un 3,4% de probabilidades de sufrir un incendio, según dicha investigación.

¿Por qué arde un vehículo eléctrico?

En las baterías de iones de litio de los vehículos eléctricos, existen dos causas posibles de incendio: el sobrecalentamiento debido a un cortocircuito tras una colisión o la perforación de la batería. 

En ambos casos, al partirse o derretirse los separadores entre ánodo y cátodo, se pone en marcha una reacción química en el litio que provoca que se libere gran cantidad de calor junto con dióxido de carbono y otros gases nocivos, lo que genera el fuego. Y el problema llega al intentar extinguirlo.

Apagar este tipo de fuegos resulta más complicado que los habituales, ya que los componentes de las baterías arden durante horas e incluso se reactivan una vez controlados. Entre los gases resultantes también desprenden el oxígeno necesario para la combustión. Así lo demostró el incendio del barco Felicity Ace, hundido con miles de coches en su interior, entre ellos decenas de eléctricos en llamas.

Protocolos de actuación

En España no existen protocolos específicos de actuación por parte de los bomberos a la hora de sofocar el incendio de un vehículo eléctrico. El departamento de Bomberos de Barcelona trata los incendios de los modelos a pila como con el resto de vehículos. 

Si acaso, se emplea el espumógeno de extinción de incendios (una relación de agua y espumógeno mezclada con aire) que sofoca el fuego mejor que el agua sola.

De hecho, el Departamento de Bomberos de la Ciudad Condal no ha observado un incremento de los incendios en automóviles y motos eléctricas. En cambio, sí que han contabilizado un aumento en los incendios de los patinetes eléctricos.

Esto se debe a que mucha gente pone a cargar en su domicilio el patinete eléctrico por la noche, junto con el móvil, el ordenador portátil, la tableta y demás aparatos que se suman a la nevera y el rúter o el microondas, que no se desenchufan por la noche. Al producirse una sobrecarga de la red, la batería del patinete puede comenzar a arder. Para evitarlo, es necesario que un profesional revise la instalación eléctrica de las viviendas.

Puntos de carga en los aparcamientos

Para evitar problemas en las instalaciones subterráneas, el Departamento de Bomberos de Barcelona propone que no se permitan las instalaciones de cargadores en las plantas más bajas de los aparcamientos. Según los expertos del organismo, deberían colocarse a lo sumo en la planta -1, debido a la mayor dificultad y riesgo de sofocar un incendio a partir de la planta -2.

Fuentes del departamento han confirmado a El Motor que se trata solo de una recomendación. No existe una ordenanza municipal que regule este aspecto concreto, por lo que queda en manos de los titulares de los edificios la instalación de los puntos de carga en las plantas más profundas.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Podcast De 100 a 0
coches eléctricos 2023

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no