Por mucho que sepas conducir, por muy bien que tomes las curvas, hay muchos detalles del código de circulación que se te pueden escapar. Porque la memoria falla y porque hay actualizaciones de la ley de las que a lo mejor no te has enterado.

Si quieres ponerte a prueba y comprobar si estás al día, atrévete a contestar a estas preguntas. Sin miedo: no vas a perder puntos en ningún caso.