Conducir

Cómo afecta al seguro del coche la erupción de un volcán

Las aseguradoras remiten al consorcio de compensación en caso de situaciones de riesgo extraordinario.

Un coche, junto a unos vapores volcánicos.

Un coche, junto a unos vapores volcánicos.

El fuego y la ceniza que arroja el volcán de La Palma arrasa cultivos, destroza edificios y engulle coches a 700 metros por hora, con un frente de lava de una altura media de seis metros. Qué ocurrirá después con los coches siniestrados, cuando se calmen las circunstancias, lo vislumbra el comparador de seguros Acierto.com, que ofrece algunas respuestas a las dudas más comunes. 

¿Cubre una póliza común las catástrofes naturales? No. Las aseguradoras consideran las erupciones volcánicas como un “riesgo extraordinario”, en la misma categoría que las tempestades ciclónicas atípicas y las caídas de cuerpos siderales. Nada que suela ocurrir, pero que en Canarias ahora mismo sí sucede, y de lo que deberá ocuparse el Consorcio de Compensación de Seguros. 

En las condiciones generales de las aseguradoras se resumen así, más o menos literalmente, los fenómenos naturales que se catalogan como acontecimientos extraordinarios: terremotos y maremotos; inundaciones extraordinarias, incluidas las producidas por embates de mar; erupciones volcánicas; tempestad ciclónica atípica (incluyendo los vientos extraordinarios de rachas superiores a 120 km/h y los tornados) y caídas de cuerpos siderales y aerolitos. Y la indicación general es dirigirse al consorcio.

El papel del consorcio

El Real Decreto 300/2004 de 20 de febrero es el que establece el reglamento del seguro de riesgos extraordinarios, y atribuye la cobertura al Consorcio de Compensación de Seguros. Esta entidad, que depende del Ministerio de Economía y Hacienda, “actúa con carácter subsidiario para cubrir a los asegurados en situaciones como la del volcán Cumbre Vieja”, señalan en Acierto.com.

El comparador, no obstante, remarca como condición indispensable que el afectado tenga un seguro en vigor y con el recibo pagado, que en el caso de los coches es obligatorio. Por tanto, cualquier vehículo afectado por la erupción del volcán (tragado por la lava o simplemente dañado por las cenizas) estará cubierto, a no ser que forme parte de los 2,65 millones de vehículos que, aun siendo obligatorio, no disponen de una póliza.

En el caso del suceso de La Palma, sin embargo, nada es definitivo. Según señalan los expertos del comparador, si la erupción tiene la declaración oficial de catástrofe natural, será directamente el Gobierno quien se haga cargo de lo ocurrido, en lugar del consorcio.

Qué debe hacer el propietario

De cualquier modo, lo más recomendable es hacer un listado lo más exacto posible de las pérdidas materiales sufridas, así como guardar las facturas de los gastos generados. Después habrá que ponerse en contacto con la aseguradora, que indicará la documentación necesaria y remitirá al propietario de la póliza al consorcio. El trámite también puede hacerse directamente en la web de esta entidad, siempre que se disponga de DNI electrónico u otro certificado digital.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no