Actualidad

¿Necesitas seguro si quieres usar un patinete eléctrico?

Línea Directa presenta una póliza de pago por uso para vehículos de movilidad personal que se activa y desactiva desde el móvil.

patinete eléctrico

La DGT todavía no exige ni seguro ni casco a los usuarios de patinetes.

Una póliza que se maneja con el móvil al instante y que se paga (y se deja de pagar) a conveniencia, 12 minutos por la mañana y 14 por la tarde, por ejemplo, y nada el resto del día. La clave reside en que no da cobertura al vehículo, sino al usuario, y este queda protegido tanto si conduce un patinete como un hoverboard o una bici.

El nuevo tipo de seguro la propone Línea Directa y llega al mercado para establecerse en un nicho creciente y al mismo tiempo inestable: la ley no marca que los vehículos de movilidad personal deban estar asegurados, pero cada vez causan más siniestros viales y alguien debe hacerse cargo de los gastos.

En los tres últimos años, se han registrado 1.300 accidentes en España con al menos un vehículo de esta índole implicado, con un saldo de 16 fallecidos. Como ejemplo significativo, el número de siniestros con patinetes aumentó en Barcelona un 78% durante el primer semestre (en comparación con 2019). Y las circunstancias apuntan a un empeoramiento de los datos: estos vehículos son cada vez más numerosos, resultan especialmente vulnerables y quienes los usan no siempre tienen la pericia suficiente, ya que no se necesita un permiso o licencia para su uso. Muchos de los conductores, de hecho, son menores de edad. 

Y, además, al menos hasta que se apruebe la nueva ley de tráfico, se puede circular sin casco, salvo algunas excepciones marcadas por las ordenanzas municipales. En Valencia, por ejemplo, es obligatorio si el patinete supera los 20 km/h, mientras que en Barcelona se exige en toda circunstancia; también la contratación de un seguro. En Madrid, en cambio, solo deben llevar protección en la cabeza los menores de 18 años. 

Muchos de los accidentes se producen por colisiones con turismos o motos, pero son igual de habituales los atropellos a peatones. A pesar de que la DGT prohíbe la circulación por las aceras, los patinetes culebrean a menudo entre los peatones.

En este contexto, el seguro de Línea Directa (comercializado a través de Vivaz) se dirige a usuarios de bicis, monopatines, patines, segways, monociclos, hoverboards y, en particular, patinetes. Muchas otras compañías ofrecen coberturas para vehículos de este tipo, pero la particularidad de la nueva póliza es que cubre no al artefacto, sino a la persona y su movilidad, por la mañana en segway y por la tarde en bici, por ejemplo, y por tanto se paga por trayecto realizado: “Por segundos, minutos o durante todo un año”, especifica la compañía. 

La cobertura se activa y desactiva mediante una aplicación en el móvil, a través de la cual se gestionan también los pagos y se dan de alta los partes de accidente. Según la elección del cliente, el nuevo producto incluye cobertura a terceros, daños físicos propios e incluso defensa jurídica. El pago por uso se ofrece con una tarifa plana de dos céntimos por minuto, impuestos incluidos, mientras que el seguro anual cuesta entre 16,35 y 33,20 euros.   

La normativa

El pasado 2 de enero entró en vigor el real decreto que establece algunas indicaciones básicas para los usuarios de patinetes y otros vehículos, como la prohibición de circular por aceras, zonas peatonales y túneles urbanos. La norma también aclara que en ellos solo puede circular una persona, y que la velocidad máxima es de 25 kilómetros por hora. Los usuarios, por otra parte, deben respetar el Reglamento General de Circulación.

  • Los usuarios de vehículos de movilidad personal tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas. Las sanciones son equiparables a las de cualquier conductor: 500 o 1.000 euros en función de la tasa de alcohol o 1.000 euros si hay presencia de drogas. En ese caso, el VMP además se inmovilizará.
  • Al tratarse de conductores de vehículos, tienen prohibido conducir haciendo uso manual del teléfono móvil o de cualquier otro sistema de comunicación. La sanción sería de 200 euros.
  • También tienen prohibido conducir utilizando auriculares.
  • Tienen prohibido la circulación por aceras y zonas peatonales. La sanción genéricas es de 200 euros, salvo que la ordenanza municipal establezca otra sanción.
  • Los VMP y demás vehículos ligeros propulsados eléctricamente solo autorizan para transportar a una persona. La circulación de dos personas en VMP es sancionable con 100 euros de multa.
  • Conducir por la noche sin alumbrado y sin prendas reflectantes se considera conducción negligente, con sanción de 200 euros.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no