Eléctricos

James Bond también conducirá un coche eléctrico

El Agente 007 se pondrá al volante de un Aston Martin RapidE en la próxima entrega de la saga cinematográfica.

James Bond coche electrico

Este el boceto adelantado por Aston Martin de su eléctrico RapidE. / Aston Martin

Se desconoce si entre los hábitos, algunos un tanto trasnochados, de James Bond seguirá figurando la ingesta de sus combinados de Martini y vodka “agitados, no mezclados”. Pero lo que parece confirmarse es que el coche que utilizará en la siguiente entrega de la saga cinematográfica ya no contaminará: será un Aston Martin RapidE con mecánica 100% eléctrica, según adelanta la prensa británica.

La próxima será la vigesimoquinta película del agente secreto más famoso del mundo y su director, Cary Joji Fukunaga, ha decidido dar un paso al frente en el compromiso con el medio ambiente.

Bond, James Bond, seguirá utilizando un deportivo de Aston Martin pero bajo el capó ya no encontrará un poderoso motor de gasolina V12 sino otro eléctrico que la marca británica montará en el RapidE, su primer vehículo sin emisiones cuyo inicio de producción se ha iniciado con una primera serie de 155 unidades. Entre ellas debería estar la que maneje 007, aunque la marca no ha confirmado tal extremo al igual que tampoco lo ha hecho la productora de la cinta.

Daniel Craig volverá a protagonizar una película de James Bond por quinta vez, siendo el encargado así de conducir un deportivo cupé del que Aston Martin ya ha avanzado los primeros trazos del prototipo. El precio del este eléctrico rondará los 300.000 euros y cuenta con un motor de 610 CV de potencia, alimentado por una batería de iones de litio de 65 kWh.

Con tal rendimiento, las prestaciones estarán a la altura de la trepidante acción de las aventuras del Agente 007, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. El desarrollo del modelo se ha realizado de forma conjunta con la división de ingeniería del equipo Williams de Fórmula 1, aprovechando así toda su experiencia en baterías, motores y recuperación de energía.

RapidE

La deportividad tampoco falta en el Aston Martín sin emisiones.

Como el resto de los usuarios de vehículos eléctricos, la autonomía puede pasar a ser una de las preocupaciones de James Bond. Si bien es verdad que mediante un cargador de 100 kW la batería se puede recargar en menos de una hora, el alcance que promete el RapidE se queda en 320 kilómetros. ¿Será suficiente para que 007 pueda cumplir con sus arriesgadas misiones? El rodaje de la película está previsto que se inicie el próximo mes de abril. A partir de entonces se conocerá cómo se entiende con un coche tan eficiente…


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no